Familias ricas europeas son ahora mayores negociadoras acuerdos

30_09_2015 HOY_MIERCOLES_300915_ Economía6 E

Aaron Kirchfeld y Tommaso Ebhardt

John Elkann, líder de la mega-millonaria familia Agnelli de Italia, tiene una manera de preparar a sus parientes para una gran batalla por una compra que no suele verse todos los días en una empresa.

En junio, reunió a dos ramas de la prominente familia italiana –dueños de Ferrari y Fiat Chrysler- en el renovado estadio Juventus en Turín para un partido de fútbol amistoso, alentado por docenas de familiares. Al día siguiente, en la asamblea anual del holding de la familia, Elkann explicó por qué buscaba un acuerdo que haría pasar el imperio empresarial de los autos a las finanzas, la transacción más transformadora del plan en más de un siglo.

Las familias y los individuos ricos de Europa –desde los Agnelli de Italia hasta Thomas Schmidheiny en Suiza y Vincent Bollore de Francia- vienen impulsando algunas de las transacciones más grandes y destacadas de los últimos años.
La más reciente tuvo lugar en agosto cuando la compañía de inversiones de la familia Agnelli, Exor SpA, ganó la licitación por la reaseguradora PartnerRe Ltd. por US$6.900 millones.

Apenas un mes antes, Coty Inc., controlada por la familia germano-austríaca Reimann, acordó comprar 43 de las marcas de belleza de Procter Gamble Co. en un acuerdo por US$12.500 millones que la convertiría en una de las empresas de cosméticos más grandes del mundo.

Estas compras recientes reflejan que algunas de las familias del Viejo Continente se están centrando en sectores menos riesgosos, como los productos al consumidor o los reaseguros, en tanto en otros casos se consolidan en industrias viejas que actualmente enfrentan la competencia del bajo costo.
En algunos casos, la generación más joven constituye el ímpetu para los acuerdos, como ocurre con Elkann, de 39 años.

Ventaja empresarial. Según banqueros, académicos y consultores, el objetivo es tratar de beneficiarse con las tendencias a largo plazo como el gasto de los consumidores en los mercados en desarrollo.

Los mercados bursátiles volátiles en agosto sirvieron para recordar por qué estás familias están optando acuerdos en vez de acumular su dinero en instrumentos financieros impredecibles.

“Las familias ricas están impulsando cada más las fusiones y adquisiciones en tanto tratan de invertir en mega-tendencias como los artículos de consumo, la salud y los servicios”, dijo Hermann Prelle, presidente de UBS Group AG para Alemania, el gestor de patrimonio más grande del mundo, que ha viajado desde los Alpes Suizos hasta la Côte d’Azur para asesorar clientes. “En las familias existe la creencia de que sólo se puede tener una ventaja competitiva si se adopta una visión a largo plazo”.

El escándalo que envolvió a Volkswagen Ag, que admitió engañar en las pruebas de emisiones de diésel, demuestra que las empresas familiares no necesariamente son más estables, y que diversificar las inversiones generalmente tiene sentido.

Las familias Porsche y Piech, que juntas controlan una mayoría de VW a través de un holding, vieron desaparecer unos 23.000 millones de euros (US$26.000 millones) de valor de mercado del fabricante automotor desde las revelaciones el 18 de septiembre. La realización de acuerdos puede afectar significativamente la economía de Europa. Casi la mitad de las 500 empresas familiares más grandes del mundo están en el continente, donde sus ventas representan más de 13% del producto interno bruto y casi 9 millones de empleos, dice el EY Family Business Yearkbook 2015.