Fanáticos gozan en grande en todas partes

El estadio Quisqueya recibió a muchos fanáticos anoche para ver el partido entre República Dominicana y Puerto Rico, final del Clásico Mundial de Béisbol, mientras que los principales colmadones, centros cerveceros y restaurantes fueron ocupados por fanáticos para disfrutar de cada jugada de la representación nacional.

Desde tempranas horas de la tarde, miles de amantes del béisbol llegaron al Quisqueya para disfrutar del partido final del evento y ver el triunfo de la República Dominicana. En el estadio se pudo ver a miles de seguidores con sus respectivas bebidas y con atuendos alegóricos, como banderas, trompetas y racimos de plátanos.   En un amplio recorrido por los principales centros de diversión de la Capital, se pudo ver a los dominicanos disfrutando del partido y tomándose su respetiva bebida, lo que le puso un poquito de alegría a cada jugada. En el colmadón Tiradente Dumé, cientos de fanáticos, entre ellas muchas damas, celebraban cada jugada, levantando sus vasos, como señal de alegría por las buenas jugadas realizadas por el equipo de República Dominicana.

Mientras que en la Bodega Lincoln, se pudo notar a varias familias del sector celebrando cada jugada del seleccionado nacional.

La mayor alegría se notó en la Bodega Villar, ubicado en el Ensanche La Fe, donde los fanáticos llevaron banderas, trompetas y otros utensilios para celebrar cada jugada. En el Real Stop Drink Bar, ubicados en la avenida Ovando, los fanáticos estaban vestidos del equipo dominicano y preparandos sus autos para salir por las diferentes calles del sector para celebrar el triunfo de la República Dominicana.