FAO: conflictos armados aumentan
hambre mundial

ROMA (AFP).- Los conflictos armados junto con el sida figuran entre los principales responsables del hambre en el mundo, según un informe divulgado este lunes por la Organización Mundial de la Agricultutura y de la Alimentación (FAO).

El informe, presentado en el marco de una reunión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), que se celebra del 23 al 26 de mayo en la sede de la entidad en Roma, denuncia “el crecimiento de la cantidad y magnitud de emergencias alimentarias derivadas por conflictos armados”.

Según la FAO, “el porcentaje de crisis alimentarias que pueden considerarse como de origen humano se ha incrementado”.

Para la entidad, “los conflictos y los problemas económicos son citados como principal causa en más del 35 por ciento de las emergencias alimentarias entre 1992 y 2003, frente a tan solo el 15 por ciento en el período de 1986 a 1991”.

El impacto de los conflictos armados no se limita sólo al área del conflicto sino que también afecta a toda la población de la nación, a los países vecinos, y en general a la economía regional.

En la mayoría de los continentes, los conflictos contribuyen a la difusión del sida, a través de los desplazamientos de la población, las violaciones y el aumento de la prostitución, sostiene el documento.

La paz viene considerada como “un bien público y condición esencial” para alcanzar los objetivos establecidos de reducir a la mitad el número de personas hambrientas en el planeta para el año 2015, fijado por la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996 y reiterado en el 2000.

Para la FAO tal objetivo no se podrá cumplir en el plazo deseado si persiste la actual inseguridad mundial y advierte que algunas regiones están excluidas de alcanzarlo, como en Africa subsahariana.

Los desastres y calamidades naturales también figuran entre las causas de emergencias polongadas así como “los cambio climáticos originados por el calentamiento global”.

“Se pide especial atención para hacer frente a las amenazas a la seguridad alimentaria procedentes no solo de conflictos, el sida, desastres naturales, enfermedades y plagas de los cultivos y el ganado, sino también del creciente impacto del cambio climático”, sostienen los expertos.

Durante la reunión, en la que participan ministros y representantes de numerosos países, se analizaran los resultados de las campañas contra el hambre cumplidas en los últimos años, entre ellos en América Latina.