FAO previene mal de las vacas locales en América Central y R. Dominicana

http://hoy.com.do/image/article/338/460x390/0/5526D042-607B-4221-8032-87640EB23FBE.jpeg

   Santiago de Chile,  (EFE).- La FAO dio a conocer hoy un proyecto para prevenir la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), más conocida como el mal de las vacas locas, en siete países centroamericanos y la República Dominicana.

   El objetivo del plan es fortalecer la capacidad de los servicios veterinarios para una prevención integral de la EEB, que tiene como eje el aseguramiento de la inocuidad de los piensos, bajo una buena alimentación animal, señaló un comunicado difundido en Santiago por la Oficina Regional del organismo de Naciones Unidas.

   El proyecto, dotado de un presupuesto de 473.000 dólares, se aplicará en Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

   Las economías de estos países se basan principalmente en los recursos agrícolas y pecuarios, destacó la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

   El organismo recordó que la EEB es una de las enfermedades que más consternación y preocupación ha provocado en los sistemas pecuarios y de salud pública a nivel mundial.

   Su aparición gradual en diferentes lugares geográficos puso en evidencia las graves repercusiones que genera y, en particular, la vulnerabilidad de los sistemas de prevención de países altamente desarrollados donde se ha presentado.

   En ese contexto, recordó que Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana han abierto su comercio mediante la suscripción progresiva de acuerdos con otros países y bloques comerciales.

   Sobre esa base, añade el comunicado, se hace necesaria una revisión y armonización de los marcos normativos que sustentan la prevención de la EEB y la producción de piensos basada en estándares internacionales.

   Ello permitirá a esos países no sólo una prevención efectiva de la enfermedad, sino también cumplir con los requisitos sanitarios de mercados internacionales desarrollados, precisó.

   El continente Americano se mantuvo libre de la enfermedad hasta el año 2003, cuando se detectó un caso en Canadá y luego en 2005 en Estados Unidos.

   América Latina y el Caribe ocupa el primer lugar mundial en producción de carne bovina y es el segundo productor de leche, con una población bovina que representa el 36% del total mundial.