Farmacéuticas reclaman fondos contra superbacterias

26_01_2016 HOY_MARTES_260116_ Economía6 E

Cynthia Koons

Gigantes farmacéuticos que incluyen a GlaxoSmithKline Plc y Merck Co. están uniéndose a un gran grupo de compañías de asistencia médica para acelerar el desarrollo de medicamentos y estudios de diagnóstico para las infecciones causadas por superbacterias, al tratar de concebir un modelo comercial viable en momentos en que se incrementa el número de bacterias resistentes a los antibióticos comunes.

La Declaración para Combatir la Resistencia Antimicrobiana, anunciada en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, fue firmada por unas 85 compañías de los sectores farmacéutico, de diagnóstico, biotecnología y genéricos, conjuntamente con nueve asociaciones industriales.

La coalición quiere desarrollar principios para la conservación de los antibióticos a nivel global y hacer un llamado a los gobiernos para que apoyen el desarrollo de nuevas drogas, vacunas y estudios de diagnóstico.

En Estados Unidos., al menos 2 millones de personas por año se infectan con bacterias que son resistentes a los antibióticos y 23.000 de ellas mueren, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Aunque los expertos en salud pública dicen que el riesgo de infecciones está creciendo, la cartera de nuevos antibióticos para tratar la resistencia de las “superbacterias” a los medicamentos no ha mantenido el ritmo. Esto ocurre, en parte, porque son difíciles de descubrir y no alcanzan precios altos, lo que hace que el modelo de negocios sea menos rentable que para otros tratamientos.

Aunque las farmacéuticas cobran más de US$100.000 por las drogas más recientes contra el cáncer, los nuevos antibióticos pueden costar unos pocos miles de dólares.

“En los últimos años fue un verdadero desafío invertir en antimicrobianos”, dijo Paul Stoffels, director científico de Johnson Johnson, una de las compañías que insiste en que se tomen medidas. “Si nos decidimos por un nuevo antimicrobiano centrado en una bacteria con resistencia a múltiples medicamentos, esencialmente tenemos que limitar el mercado para esa indicación a una población muy pequeña”.

Un resultado del esfuerzo podría ser la creación de un fondo de inversión que se aboque a la compra de nuevos antibióticos, dijo Stoffels. Daría lugar a un mercado especializado en medicamentos que no necesariamente tienen grandes poblaciones que tratar, dijo.

J&J tiene un tratamiento para la tuberculosis resistente a varios fármacos, mientras GlaxoSmithKline está trabajando en un producto que podría apuntar a la infección por estafilococos resistentes a múltiples drogas, la gonorrea y el E. coli. “En este momento, por la razón que sea, los antibióticos no tienen un precio acorde con su rol de salvar vidas”, dijo David Payne, jefe de la división de descubrimiento antibacterial de GSK.

ZOOM

No funcionan

Los nuevos antibióticos no funcionan
conforme a los modelos tradicionales
de venta del sector farmacéutico,
que dependen del aumento
de las recetas, porque las
farmacéuticas no pueden garantizar
un amplio uso de los medicamentos.
La coalición propone
modelos comerciales en los que
el retorno de la inversión no se base
en medicamentos que se venden
sino en una suma global que
podría provenir de un Gobierno.