Favorece preservar la ley 173

El presidente de la Organización Nacional de Empresas

Comerciales (ONEC), Fernando García Crespo, abogó por la preservación de la Ley 173, porque ampara a quienes con mucho esfuerzo invirtieron en el posicionamiento de sus marcas y permite a los consumidores reclamar por la garantía de los productos.

El arquitecto Fernando García Crespo expresó que “sin esta ley se estaría indirectamente promoviendo el comercio informal de importaciones en perjuicio del importador formal, así como del fabricante extranjero, debido a que no habría garantía en el desarrollo y mantenimiento de las marcas extranjeras que representen”.

Dijo que la aspiración de preservar la Ley 173 no se contrapone al logro de resultados negociadores amplios y ambiciosos, ya que aún en territorio de los Estados Unidos de América, como es el caso de quince estados de esa nación, Puerto Rico, Costa Rica y países de Europa, se respalda al distribuidor e importador de marcas reconociendo como buenos y válidos sus derechos.

Indicó que en definitiva, vemos con buenos ojos las negociaciones comerciales, en la medida en que se preserve el interés nacional y que su resultado fomente la competitividad, se traduzca en más y mejores productos para los consumidores y se ofrezca un clima de certidumbre para los negocios.

El presidente de la ONEC manifestó además que esa organización está a la expectativa de los planteamientos de los programas de gobierno de los candidatos presidenciales.

Señaló que frente a la crisis económica que estamos viviendo, es de extrema importancia que haya lineamientos claros hacia donde iría el próximo gobierno, sobre todo en lo concerniente a sus posiciones en lo que respecta a la reforma tributaria.

García Crespo indicó que no se deben escatimar esfuerzos ni recursos para garantizar unas elecciones transparentes y claras.

También expresó que la ONEC ve con preocupación el efecto negativo sobre la economía que traerán las altas tasas de costo del dinero provocadas por la última venta de certificados de participación al público.

El dirigente empresarial consideró que la economía nacional se va a paralizar debido al alto costo del dinero.

Señaló que la reforma fiscal que debe venir a consecuencia de esto, no debe centrarse únicamente en aumentar la presión fiscal sino en posponer de manera estructurada los efectos de este déficit a través de un esquema impositivo que impulse el desarrollo y no lo frene.

García Crespo dijo que apoyamos el esquema 10 10 10 que nos permitirá quitar el 1.5% de impuesto obligatorio, aumentará la competitividad de las empresas en el marco internacional, y permitirá al gobierno impulsar sus recaudaciones para atender los programas sociales y el pago paulatino de la deuda.