Federer sigue imparable en jornada lluviosa en Roland Garros

PARIS (AFP).- El suizo Roger Federer pasó ayer a cuartos de final de Roland Garros, al ganar en tres sets a Carlos Moyá, mientras que a Rafael Nadal lo pudo salvar la lluvia, en su partido con el francés Sebastien Grosjean, aplazado al lunes, cuando comenzaba a sentir la presión del público.

El número uno mundial no tuvo mayores inconvenientes para eliminar al español Carlos Moyá (N.14), lesionado del hombro derecho, en tres sets por 6-1, 6-4, 6-3.

El encuentro duró una hora y cuarenta y dos minutos, y el mallorquín, que ganó el torneo en 1998, llamó en varias ocasiones al masajista.

“Para ser honesto, no esperaba este resultado”, comentó el suizo, que se enfrentará al rumano Victor Hanescu, que eliminó este domingo al argentino David Nalbandián. “Es un rival peligroso. Si ha derrotado a Nalbandián no puede ser fácil”, dijo el helvético.

El duelo tan esperado, en el court central Philippe Chatrier, entre el joven español Rafael Nadal (N.4) y el francés Sébastien Grosjean (N.23), fue el último en detenerse cuando el marcador estaba 6-4, 3-6, 3-0 a favor del balear.

La lluvia llegó en buen momento para atemperar los ánimos, porque el público local no dejó de abuchear al árbitro argentino Damian Steiner y a la gran revelación del tenis mundial, desde que diera por buena una bola que significó el “break” a favor del español en el primer juego del segundo set, que ganó el francés.

En cuanto a “Fed”, en cuartos de final jugará con el rumano Victor Hanescu, la gran sorpresa masculina de este Roland Garros, que eliminó al argentino David Nalbandián (N.10) en cinco sets, 6-1, 5-7, 4-6, 6-3, 6-2, en el court central.

“¡Sí, por supuesto! También es una sorpresa para mí (…) Es difícil jugar contra Nalbandián. Intenté pegarle más fuerte (a la bola), atacar más. Parecía que (el encuentro) estaba para él. Entonces luché, comencé a variar mis golpes, a jugar ya fuera más corto o más largo, y las cosas se pusieron de mi lado”, explicó el rumano.

Asimismo, en encuentro “atrasado”, el también argentino Guillermo Cañas (N.9) sufrió para vencer al francés Paul-Henri Mathieu en un largo partido, todavía de tercera ronda, que había sido suspendido el día anterior por falta de luz.

El marcador final fue 6-3, 7-6 (7/4), 2-6, 6-7 (5/7), 8-6, y Cañas jugará en cuartos de final ante el alemán Nicolás Kiefer (N.28) que se impuso, también esta jornada, al ruso Igor Andreev, 6-4, 7-6 (9/7), 3-6, 6-4, en otro encuentro también suspendido.

En el tablero femenino, la última esperanza femenina francesa en singles, Mary Pierce, ganadora en 2000, calificó para la instancia siguiente al vencer a la suiza Patty Schnyder en tres sets, 6-1, 1-6, 6-4.

Pierce (N.21) se enfrentará a la primera favorita, la estadounidense Lindsay Davenport, que derrotó a la belga Kim Clijsters (N.14) por 1-6, 7-5, 6-3.

La jovencísima búlgara Sesil Karatantcheva, de 15 años, después de ejecutar a Venus Williams (N.11), hizo esta jornada lo propio con la suiza Emmanuelle Gagliardi, en dos mangas, 7-5, 6-3.

La que se podría convertir en la campeona de Roland garros más joven de la historia, jugará en la próxima ronda con la rusa Elena Likhovtseva (N.16), que se impuso a su compatriota Elena Dementieva (N.4), finalista en 2004, por 7-6 (7/3), 5-7, 7-5.

Además, el encuentro entre la rusa Maria Sharapova (N.2) y la española Nuria Llagostera se detuvo por lluvia cuando se imponía la rusa 6-2, 3-3.

El lunes habrá gran atasco en las canchas. Con más lluvias anunciadas, seguirán su curso los que habían sido suspendidos y se jugarán los previstos.

El español Tommy Robredo (N.15) enfrenta al ruso Marat Safin (N.3) en el central; el argentino Guillermo Coria (N.8) al ruso Nikolay Davydenko (N.12), y su compatriota y tocayo, Cañas (N.9), al alemán Nicolas Kiefer (N.28), ambos choques en el court Suzanne Lenglen.

Además, Gastón Gaudio (N.5), defensor del título, jugará su partido que fuera postergado, y destaca el duelo fratricida entre Mariano Puerta y José Acasuso.

Entre las mujeres, sólo se completarán los partidos suspendidos o sin jugar de octavos de final, para el resto de las chicas será jornada de descanso.