Félix Sánchez firma autógrafos

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/3740ED83-CB0E-4E1D-86AF-DA1C6E91F40B.jpeg

POR MARÍA MERCEDES
Su nombre, no sólo está grabado en las páginas doradas del deporte local e internacional, sino también, y de manera muy especial está en el corazón de los dominicanos que residen dentro y fuera de este terruño caribeño. Es que Félix Sánchez, el 26 de agosto de este año se vistió de gloria cuando a las 3:30 p. m, en Atenas, Grecia, gracias a la velocidad de sus piernas hizo que en 47 segundos 63 centésimas, República Dominicana tuviera su primera medalla de oro olímpica.

Más aún, logró que por el rostro de muchas personas se deslizarán lágrimas de alegría y orgullo patrio cuando al subir al podium cubierto con la bandera se escucharon las gloriosas notas del Himno Nacional.

Por eso, la visita del campeón Olímpico de los 400 metros con vallas se convirtió en todo un acontecimiento deportivo e histórico para esta nación que tanto le quiere y le admira. Precisamente con la intensión de que su gente comparta más de cerca con él, Guiseppe Bonarelli, presidente y Guiseppe Bonarelli Schifino, gerente general de Pizzarelli, respectivamente, recibieron en sus instalaciones ubicadas en la avenida George Washington, al “Súper Sánchez”.

Durante su visita a esta cadena nacional de restaurantes – de aproximadamente dos horas-, el atleta compartió con quienes acudieron al lugar para verlo. En ese tiempo, con mucha amabilidad, Félix Sánchez firmó gorras, fotografías y otros artículos a clientes y fanáticos del deporte, quienes conservan esos objetos como un preciado tesoro.

Agradecido de Dios por los triunfos cosechados en su vida deportiva y por el calor humano que le ha dispensado su pueblo. A quienes tuvieron la oportunidad de verlo por pocos minutos en su primera al país después de su hazaña, les dejó el mensaje de que el 1de mayo de 2005, estará aquí participando en el Gran Prix. “Quiero ver el estadio lleno otra vez como pasó en los Juegos Panamericanos”, afirmó. Estamos seguros que así será.