Fenatrado paraliza transporte carga; anunciará otras medidas

05_04_2016 HOY_MARTES_050416_ Economía4 E

La Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), que paralizó sus labores desde las 6:00 de la mañana de ayer hasta las 6:00 de la mañana de hoy, advirtió que podría adoptar nuevas acciones si el gobierno no atiende sus reclamos: la eliminación del subsidio del gasoil al sector privado y disponer un aumento salarial que les permita a los camioneros elevar la tarifa entre un 25 y 30%.
El presidente en funciones de la entidad, Ricardo de los Santos, dijo que desde que el gobierno eliminó el subsidio al gasoil, Fenatrado opera con pérdidas y para no ir a la quiebra tendrán que hacer un aumento en la tarifa de los fletes. (Fenatrado recibía 736,000 galones mensuales de gasoil subsidiado).
Explicó que más de 20,000 unidades, entre camiones, patanas y otros vehículos pesados, paralizaron sus servicios durante 24 horas, lo que representó pérdidas millonarias para el sector.
“Hasta este momento nos habíamos sacrificado, operando con pérdidas, pero ya llegó el momento de poner las cartas sobre la mesa, no podemos esperar irnos a la quiebra”, dijo.
Sostuvo que si no recibe un llamado del gobierno y el empresariado para reunirse, en el futuro se tomarán nuevas acciones para buscarle una salida a la situación de los transportistas de carga.
De acuerdo con sus cálculos, un viaje en el que debe cobrarse RD$10,000 se está haciendo en RD$7,000, lo que representa una pérdida de un 30%.
Rechazó que Fenatrado sea un monopolio, porque, a su juicio, “el único monopolio que existe en el transporte de carga es el lleva a cabo el Despachos Portuarios Hispaniola, que agrupa los navieros del país”.
Precisó que los navieros contratan la carga de puerta a puerta a los empresarios, lo que incluye el transporte marítimo y el terrestre.
“De lo que le cobran al empresario por el transporte terrestre, a nosotros nos pagan el 50 o el 60%, lo que significa que por el simple hecho de ser intermediarios se queda con entre el 40 y 50% de lo que paga el empresariado”, dijo. Sostuvo que los navieros “nos están obligando a comprar combustible a ellos”.