Feria del Libro de Madrid quiere contagiar a los jóvenes

Uno de los afiches de la Feria del Libro de Madrid de 2013

Madrid. EFE. La Feria del Libro de Madrid abrió ayer sus puertas en el Parque del Retiro con la intención de “contagiar a los más jóvenes la pasión por la lectura, un placer como dormir, comer o hacer deporte”, en palabras de la presidenta de la Feria, Pilar Gallego.

“He venido a apoyar a los libreros”, ha subrayado poco después de su llegada al Paseo de Coches del Retiro la infanta Elena, encargada de inaugurar esta 73 edición de la feria, que arranca bajo el lema “Deletrear el mundo” y con el deseo de apoyar a un sector con “las constantes vitales bajas”, según destacan sus responsables, con varios años de pérdidas y que ven en esta iniciativa un estímulo.

Los libreros son un sector tocado por la crisis en un año con grandes títulos y publicaciones estrella, como “El jilguero”, de la estadounidense Donna Tartt, reciente premio Pulitzer, o el último premio Goncourt, “Nos vemos allá arriba”, del francés Pierre Laimetre.

Quino es protagonista destacado este año en la feria, que le dedica un homenaje con diversos dibujantes historietistas y caricaturistas reinterpretando el mundo del creador argentino.

García Márquez tendrá también un recuerdo especial el domingo 8 de junio.