Feria del Libro: entre lo intelectual y lo popular

P6

La XIX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2016 entroniza a la cultura dominicana como nunca antes, aliada al conjunto de las distintas manifestaciones de la vida de los dominicanos. Ayer, cientos de personas disfrutaron en un mismo escenario de la Plaza de la Cultura “Juan Pablo Duarte” de los diálogos de los escritores, las conferencias de los investigadores, las creaciones de artistas populares y las ventas de los libros, que constituyen la ruta de la feria.
Esta FILRD2016, por sus siglas, concede más poder y autoridad a la cultura nacional, al tener como país invitado de honor a la propia República Dominicana, porque este sábado, muchas personas en familia aprovecharon para visitar las diversas instituciones públicas y privadas que exponen, o deleitarse con los poemas de la dominicana Salomé Ureña de Henríquez, a quien está dedicada esta fiesta cultural.
Esta versión, iniciada el pasado 19 de septiembre, resaltó ayer la República Digital en el Pabellón de la República Dominicana, que es el primero en la Feria y donde se proyectan en pantalla las visiones del futuro y los anhelos de progreso de los jóvenes, por medio de la tecnología.
Designan calles. El poeta, narrador y ensayista Bergson Rosario, de Las Matas de Santa Cruz, Monte Cristi, fue distinguido al designarse con su nombre una calle, ubicada detrás del Teatro Nacional. Una tarja con su nombre reconoce su maestría literaria y haberse situado como una de las voces más sólidas de la Línea Noroeste. Entre sus libros están: “Al difunto nadie lo quiso”, “Encrucijada del tiempo”, “Agonía Negra”, “El Postumismo”.
El padre Manuel Maza, de nacionalidad cubana y residente en Santo Domingo desde 1967, fue reconocido con su nombre a una calle de la Feria 2016. Honra su trayectoria y obras publicadas para difundir las enseñanzas de Dios. La calle próximo al Museo de Arte Moderno es por sus aportes al desarrollo del acervo bibliográfico de la nación.
José Acosta. El poeta, narrador y comunicador social, nativo de Santiago y residente en Nueva York, presentó su poemario “Viaje al día Venidero”, Premio Nacional de Poesía Salomé Ureña de Henríquez. Conversó ayer con un público que quiso conocer sus inicios en la poesía. Entrevistado por León Félix Batista, en el Salón de Conferencias de la Feria del Libro, contó como se hizo poeta.
Artesano de madera. Pedro Suero es maestro de la madera. Con un trozo de madera fabrica utensilios: una copa con o sin tapa; candelabro, bandeja, pilón. Suero es profesor en las Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y la Policía, y en su casa, en San Cristóbal, tiene su taller particular, un lugar al que acuden turistas a comprar.
La Dirección General de las Escuelas Vocacionales imparte algunos de sus cursos en la Feria del Libro.
911. Niños de todas las edades fueron instruidos ayer en el Pabellón del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad. Vicente Féliz y Edwin Gómez, representantes del Sistema 911, les enseñaron la forma correcta de reportar llamadas de emergencia y mostraron en pantalla el centro de operaciones.