Fernández aboga por compromiso de continuidad

POR VICENTE SOBREVELA
El presidente Leonel Fernández dijo anoche que el sistema democrático en América Latina ha impedido la continuidad de políticas de Estado, por lo que es necesario garantizar la aplicación continua de proyectos y programas para que los pueblos puedan transformarse.

El mandatario abogó por un compromiso formal de los partidos políticos para que, sin importar quien ocupe el poder, se dé continuidad a las políticas en favor de las mayorías. Fernández dijo que la pobreza puede ser mitigada y hasta erradicada, pero que se requiere de un conjunto de políticas, metodología de trabajo, y unidad nacional que vincule al gobierno con los sectores privados, sociedad civil y el mundo académico, para sobre esa base poder identificar soluciones para los problemas acumulados.

Estimó que no se puede hacer una transformación dramática en la vida de un país, si no se tiene el capital intelectual y se carece de los criterios y fundamentos para realizar transformaciones.

El jefe del Estado dijo que aunando esfuerzos, los partidos políticos, que son los que tienen una gran responsabilidad frente al pueblo, pueden establecer los acuerdos y los programas que se necesitan hacer y así el partido que gobierne no tenga que empezar de cero, sino continuar con los acuerdos de políticas logrados con la participación de todos.

Explicó que uno de los retos que tienen los partidos políticos es el de lograr que la alternabilidad en el poder no frustre políticas acordados que benefician a las mayorías.

El presidente Fernández habló brevemente en el Palacio Nacional, luego de escuchar una presentación del director del Proyecto del Milenio ara las Naciones Unidas y economista Jeffrey Sachs sobre un libro del plan para combatir la pobreza y otros textos relacionados con los objetivos mundial. Fernández dijo que la colaboración del economista Sachs ha sido vital para la recuperación de la economía dominicana, y que desde 1990 conocía sus iniciativas.

Estimó que estos conocimientos podrían ser aplicados con éxito en la República Dominicana.