Fernández aboga por la vuelta a una economía basada en la producción

http://hoy.com.do/image/article/418/460x390/0/6AC39A8E-9AE0-45F1-BD34-4E97273F64B7.jpeg

Madrid, (EFE).- El presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, criticó hoy el modelo económico “que creyó en la especulación”, causante de la crisis global actual, y abogó por “volver a los fundamentos de la economía basada en la producción”.

En una conferencia que pronunció en Madrid, durante un almuerzo organizado por el Foro de la Nueva Economía, el gobernante dominicano insistió en la necesidad de que sea el sector de la producción el que prime sobre el de las finanzas.

Fernández, que realiza una visita oficial de cinco días a España, centró su discurso en la crisis económica mundial, que -dijo- será superada en el marco de una profunda transformación para la que estimó necesario un lapso de cinco a diez años, tiempo durante el cual “se generarán nuevos productos y nuevas fuentes de riqueza”.

Según el presidente, la transformación se materializará con base en el “potencial de riqueza” que tienen las fuentes alternativas de energía.

En el caso de la energía eólica, citó el ejemplo de España, que ha desarrollado esta industria, generadora de inversión y de empleo y de la consecuente activación de la economía.

El gobernante dominicano aseguró que se trata de “una revolución en ciernes con un gran impacto previsible a escala planetaria”, que también implicará a los alimentos y al transporte.

En su opinión, el mundo asiste a una revolución del conocimiento, a una “destrucción creativa”, y en la medida en que sean adoptadas medidas “que fructifiquen a medio y a largo plazo, la humanidad saldrá airosa del desafío”.

De las relaciones de su país con España, Fernández dijo que están viviendo una “edad de oro” por la disposición y deseo de ambos países, y entre los acuerdos que suscribirán en esta ocasión citó uno con el que será eliminada la doble tributación.

El presidente dominicano fue presentado antes de su intervención por la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, quien aseguró que “la relación va a ir a más por la firme voluntad de ambas sociedades de tenderse la mano”.

La vicepresidenta elogió la labor de Fernández al frente de la sociedad dominicana, y citó su modelo de desarrollo, promoviendo las políticas sociales y huyendo del “pensamiento único” y de las teorías neoliberales que han provocado la actual crisis económica, como ejemplo para la región.

El presidente a su vez destacó que la presencia empresarial española en República Dominicana es cada vez mayor, y precisó que aunque el sector turístico ha sido el predominante, ahora hay nuevos renglones en infraestructuras y energías renovables.

Por otra parte, Leonel Fernández reconoció que un grupo de juristas españoles participa en la elaboración de un “marco conceptual” para la reforma constitucional que se llevará a cabo en su país.

La reforma constitucional dominicana, según el presidente es “distinta” a otras emprendidas en otros países americanos, “pues no se trata de un acto de ruptura con las instituciones, sino una consolidación de la democracia ya existente”.

De todos modos, reconoció que la Constitución española sí es una “fuente de inspiración”, aunque la redacción del nuevo texto “será hecho por dominicanos y para dominicanos”.

Por otra parte, aseguró haber “aprendido mucho” de la experiencia de España en relación con el riesgo de sobreexplotación costera en las playas dominicanas.

Según Fernández, su país debe tomar nota de “alguna impericia” que hubo en la fase de despegue del desarrollo urbanístico en las playas españolas.

En este punto, apuntó que a su país ya no le interesa tanto el turismo “todo incluido” que ha promovido hasta ahora y que la intención es equilibrarlo con uno de “más calidad y con capacidad de consumo” que sea sostenible desde el punto de vista medioambiental. EFE