Fernández expone en la Cepal

SAN SALVADOR, EL SALVADOR. El expresidente dominicano  Leonel Fernández afirmó ayer que las políticas de austeridad aplicadas en países de Europa los ha llevado a una recesión económica, al agravamiento del problema del desempleo y a la persistencia de la crisis económica global.

Fernández intervino como panelista en el XXXIV Período de Sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Dijo que la aplicación de una política de austeridad  beneficia a los  países del norte de Europa, entre ellos Alemania, Austria, Finlandia, Dinamarca y los Países Bajos, porque la devaluación del euro ha contribuido a un incremento de las exportaciones extraregionales.

Subrayó que por otra parte están los países de Europa del Sur, que han sido los más afectados, citó el caso de España, Portugal e Italia, que no importa las medidas que tomen para satisfacer los requerimientos del mercado, siempre reacciona adversamente, agravando aun más la situación económica y social de estas naciones.

Fernández dijo que en Europa hay dos bloques que tienen interpretaciones distintas de cómo salir de la crisis, y sostuvo que para frenar la incidencia de las naciones del norte de Europa, el Gobierno socialista de Francia del presidente François Hollande, ha terminado coincidiendo con el Gobierno conservador del Partido Popular en España, para a través de políticas orientadas a promover el crecimiento y el empleo dejar atrás la crisis.

Destacó que  con un problema económico y financiero de carácter internacional, la situación de crisis económica global política está teniendo tensiones sociales muy fuertes que se  expresan políticamente.

Indicó que las tensiones sociales son un resultado de las políticas de austeridad, lo cual está generando un incremento del desempleo, del subempleo, de los desalojos masivos de viviendas, de la aplicación de políticas laborales flexibles, que tienen un impacto negativo en la calidad de vida de los trabajadores, que son, junto a las clases medias profesionales, los sectores más vulnerables y afectados por la crisis.

“Estas tensiones sociales, a su vez, han tenido un impacto en el mapa político electoral europeo. Todo el que ha estado en el Gobierno en esta etapa de la crisis ha sido barrido electoralmente, no importa el signo ideológico en que se haya encontrado. “Puede ser socialdemócrata y el impacto electoral se lo ha llevado. Ha sido conservador, y por igual, la crisis económica lo ha pulverizado electoralmente”, dijo.

Fernández  expresó que la crisis financiera, convertida ahora en crisis económica global, está generando un problema ya no solo de tensión social y política electoral, sino de gobernabilidad democrática.

Precisó que en Europa han surgido movimientos de protesta, como el de los indignados, en reacción a la aplicación de una política de austeridad, y que lo que ha ocurrido en esa parte del mundo, no representa una solución, en razón de que lo que  provoca es un debilitamiento del crecimiento económico y agravando la recesión.

Zoom

Problema

Fernández adelantó que el panorama europeo luce sombrío como resultado de la continuidad de aplicación de la referida política de austeridad.  Explicó que el Reino Unido no ha habido crecimiento en el último año y medio, desde que llegó al Gobierno el Partido Conservador, en alianza con los liberales demócratas,  y que lo que ha tenido como resultado es una recesión que se prolonga hasta el día de hoy.