Fersan aumenta productividad en arroz a través de moderno sistema

El productor Víctor Hugo González logró en la pasada cosecha de arroz aumentar su productividad en aproximadamente 23%. Además, consiguió una mejora significativa en la calidad del grano de arroz. Todo esto fue posible a través de la implementación del Sistema de Nutrición con Precisión (SNP) Fersan en sus fincas ubicadas en Nagua, las cuales tienen un área de 1,250 tareas.

Según testimonio del señor González, la inquietud de buscar nuevas asesorías para el manejo de nutrición de su cultivo de arroz partió de que él tenía un rendimiento promedio de 5.5 sacos por tarea (561 kg/tarea de 629 m2) que para la zona de Nagua se considera una productividad buena. Sin embargo, cuando el arroz se enviaba a los diferentes molinos se manifestaban las siguientes quejas: el arroz no tenía brillo, partía y no pesaba.

“Después de ponderar varios aspectos en el manejo del cultivo y considerar que estábamos realizando un buen control de malezas, plagas y enfermedades, expresa González,  nos dimos cuenta que había un problema de nutrición grave.

Para estos fines me puse en contacto con Lázaro Montás, gerente del Departamento de Nutrición de Cultivos de Fersan, y le comenté que estaba interesado en implementar un programa de fertilización basado en las necesidades de nutrientes”.

“Luego de ese contacto, puntualiza,   un equipo de técnicos de Fersan realizó un muestreo de suelo en mis fincas y en base a los resultados de los análisis de suelo y de las necesidades del cultivo de arroz recomendaron un programa de fertilización balanceado. Este programa de nutrición fue monitoreado durante el ciclo del cultivo a través de varios análisis foliares para verificar que los nutrientes estaban siendo absorbidos por la planta”.

De acuerdo al señor González, en la cosecha anterior a la implementación del nuevo programa de fertilización él tuvo un rendimiento promedio de 5.5 sacos/tarea (561 kg/tarea de 629 m2) que se incrementó a 6.5 sacos/tarea(689 kg/tarea de 629 m2) con el nuevo programa. Esto representa un aumento en productividad de aproximadamente 23 por ciento.

“Pero lo más interesante fue que hubo una mejoría significativa en la calidad  del arroz, que se reflejó en el brillo del grano, menos partiduras y un incremento en el peso. El resultado de esto fue que todos los molinos querían el arroz. Incluso los molinos que me compraron les han dicho a varios productores que hagan lo mismo que yo hice, y debo decir que me han visitado productores que ni yo los conozco”, dijo.

Por otra parte, González indicó que no invirtió más en el nuevo programa de fertilización de Fersan, sino que tuvo que comprar únicamente el fertilizante que necesitaba.

 “Pero lo que más me motivó para implementar dicho programa fue que Lázaro Montás me dijo:  tú no vas a invertir más, sino que comprarás solo los nutrientes que tu finca necesita”.

Agregó que ahí es donde se falla  muchas veces, al no adquirir los fertilizantes basados en las necesidades de cada finca.