Festividades chinas: celebraciones de vida y muerte

De paso por el cortijo de un viejo amigo
Un viejo amigo preparó un pollo
y un budín de mijo,
y me invitó a comer
a su casa de campo.
Verdes árboles circundan su cortijo.
Los cerros azules
descienden a lo lejos.
Frente a una ventana abierta
el vergel sale a mi encuentro.
Bebemos vino y charlamos
sobre las moras y el lino.
Espérame hasta el noveno día
de la novena Luna.
Volveré de nuevo a saborear
tu vino de crisantemo.
Meng Hao-Jan

En el artículo anterior se habló sobre el inicio de las festividades chinas que comienza con el Festival de la Primavera que tiene una duración de unos 15 días. La siguiente que expusimos fue la fiesta Qingming o el barrido de las tumbas, que normalmente es el día número 108 una vez se produce el solsticio de invierno y casi siempre se celebra cerca del 5 de abril.
Entre el 25 al 28 de junio se celebra el Festival del Barco del Dragón, que también es conocida como fiesta del doble cinco. Un elemento interesante en la cultura china es que cada celebración tiene su gastronomía muy especial. Ese día es muy típico “zongzi” que es una especie de dulce piramidal de arroz que está relleno de carne dulce y se envuelve en hojas. Para la fiesta la gente de los pueblos adorna sus casas con ramas y flores. Las mujeres se colocan un “xiangbao” que es un adorno hecho de bolsita perfumada con flores que se cuelgan en el pecho. El Instituto Confucio de la Universidad de Granada explica en su página oficial el origen de esta hermosa festividad:
“El festival Duanwu, también conocido como Fiesta del Doble Cinco, porque se celebra el quinto día del quinto mes del calendario tradicional, o Fiesta de las Barcas del Dragón, se celebra como conmemoración a la figura del gran poeta Qu Yuan (343 – 278 aC), un fiel ministro del reino de Chu que sirvió al rey Huai durante el periodo de los Reinos Combatientes (475-221 aC). Injustamente tratado por su rey, que lo obligó a exiliarse, Qu Yuan compuso una serie de poemas para expresar el amor por su tierra; en el momento en que la capital del reino fue tomada por los enemigos, desesperado, se arrojó al río Miluo. Cuenta la leyenda que los campesinos al verlo, se apresuraron a montar en sus barcas para recuperar su cuerpo, y arrojaron alimentos al agua para evitar que los peces se alimentaran de él. De ahí nacieron dos de las costumbres más atractivas que tienen lugar en esta fecha: la competición de las barcas de dragón y la elaboración de tamales, aunque se han incorporado muchas otras costumbres populares: elaboración de bolsitas perfumadas (xiangbao) y pulseras de colores, disfrutar del vino Xionghuang, jugar al mahjong o al volante (jianzi), y volar cometas.1”
Festival del Medio Otoño que se celebra en el marco del calendario solar, a finales de septiembre o principios de octubre, pero también puede celebrarse en agosto, de acuerdo al calendario chino. Interesante es destacar que en el año 2006 la festividad fue incluida en la lista del Patrimonio Cultural de la Inmaterial de la Humanidad de China. Dos años después, en 2008, fue incluida en el feriado oficial.
La celebración de la Fiesta del Medio Otoño se inició en la dinastía Tang, pero alcanzó su verdadero apogeo en la dinastía Song. Con el paso del tiempo, se convirtió en una de las fiestas más importantes de la cultura china.
En un reportaje del periodista José Vicente Castelló, publicado por el Club de Lectores del Instituto Confucio², se detallan los elementos básicos de la festividad: “La Fiesta del Medio Otoño se celebra el decimoquinto día del octavo mes del calendario lunar y debe su nombre a que cae precisamente a mediados de otoño, generalmente en el mes de septiembre del calendario gregoriano, que es cuando coincide con la luna llena. Los chinos conocen popularmente esta festividad como la “fiesta de la reunión”. Así, mientras admiran en familia la extraordinaria redondez de la luna, se cuentan anécdotas sobre sus andanzas mientras cenan y degustan los famosos dulces redondos llamados yuebing o pastelillos de luna, rellenos de pasta de judía roja de soja, semillas de loto con un huevo salado de pato –cuando se corta el pastel por la mitad aparece la figura redonda de la luna- o frutos secos. La redondez de la torta lunar representa la reunión familiar, es decir, la felicidad y la satisfacción completas.³”
La última celebración oficial es el Día Nacional, que es el 1o de octubre. El actual gobierno de la República de China conmemora la fundación de la República Popular de China en 1949 por Mao Zedong. La gran celebración se realiza en la Plaza Tian’anmen en Beijing en el cual se hace un despliegue de fuerzas. Además de este acto, se realizan en las principales ciudades de ese gran país celebraciones diversas con desfiles, fiestas populares y exhibiciones de toda índole.
En mis lecturas sobre novelas chinas aparecen otras celebraciones que no son oficiales pero que permanecen en el imaginario colectivo. Una de ellas es el Día de San Valentín de China (La Fiesta Qixi) que normalmente se celebra el séptimo día del séptimo mes lunar. Se conoce también como la fiesta del Doble Siete. Otra celebración popular es la “Fiesta de los Fantasmas Hambrientos” que se celebra el día 15 del séptimo mes lunar, la tradición indica que las familias ofrendan alimentos a sus antepasados por si existe alguno que pulula entre los vivos y no tiene manera de alimentarse.

La Fiesta del Doble Nueve es otra festividad que se celebra en septiembre del calendario lunar, y que para el calendario occidental sería en el mes de octubre. Esta fiesta se remonta a dos mil años. Se define como una fiesta para honrar a los mayores.

También encontré la Fiesta de la luna amarga, que coincide con la fiesta de la primavera y lo que se busca es aislar lo más lejos posible al año anterior para augurar mejores días en el año que se inicia. La gente adorna sus casas con retazos de papel rojo en sus ventanas a fin de apaciguar el Dios de la cocina. Señalaré finalmente la Fiesta del dragón, que también se celebra en la primavera, específicamente el día 2 del segundo mes del calendario lunar. Es una tradición más popular en el norte de China. Se acostumbra que ese día las familias vayan al río durante la madrugada a fin de llevar agua fresca a la casa, donde se encienden velas y se quema incienso con el propósito de atraer al dragón. Según la tradición, en este día, se come espaguetis y palomitas del maíz, que forman parte de la simbología con los dragones. Encontré otras festividades, pero el espacio se agotó.