Fidel Castro, el líder de la Revolución cubana por más de medio siglo

Fidel

La Habana. Fidel Alejandro Castro Ruz, el líder de la Revolución cubana que triunfó en 1959, fallecido hoy a los 90 años, dirigió el país caribeño durante casi medio siglo hasta que en 2008 su hermano Raúl Castro asumió sus cargos como primer secretario del partido Comunista y la presidencia.

Nació en la finca que poseía su familia en Birán, Mayarí, provincia de Oriente (hoy Holguín), Cuba, el 13 de agosto de 1926.   Hijo de la segunda unión de su padre, Ángel María Castro, un terrateniente de origen español, con Lina Ruz, del que nacieron siete hijos- cuatro mujeres (Angela, Juana, Emma y Agustina) y tres varones (Ramón, Fidel y Raúl).

Sus padres contrajeron matrimonio en 1943, dos años después de iniciar el divorcio de su primera esposa, María Luisa Argota.   Estudió interno en colegios de los jesuitas en Santiago y La Habana y en 1945 inició la carrera de Derecho en La Habana, que finalizó cinco años más tarde. Durante esta última etapa manifestó sus inquietudes políticas y participó en la fallida Legión del Caribe, que pretendió derrocar al dictador dominicano Rafael Trujillo, y en 1948 encabezó la delegación de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) a la IX Conferencia Panamericana de Bogotá en la que se produjeron disturbios tras el asesinato del líder colombiano Jorge Eliecer Gaitán, conocidos como El Bogotazo.

En 1952 comenzó su lucha pública contra el dictador Fulgencio Batista, que acababa de dar un golpe de Estado ante su más que previsible derrota electoral, y el 26 de julio de 1953 encabezó el asalto al cuartel de la Moncada en Santiago, intento fracasado en el que perdieron la vida ocho del centenar largo de asaltantes, aunque la cifra aumentó hasta los 69 como consecuencia de las ejecuciones sumarias.   Detenido días después, en el proceso, iniciado el 21 de septiembre, asumió su defensa y el 16 de octubre pronunció su alegato “condenadme. No importa. La historia me absolverá”, en el que expuso su programa político y revolucionario. Fue condenado a 15 años de prisión por insurrección y recluido en el penal de la Isla de Pinos (hoy de la Juventud).