FIFA cree que TAS ratifica su protección menores pese a rebajar multa a RFEF

tru

Madrid. La FIFA consideró que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) “ha ratificado” sus esfuerzos para proteger a los futbolistas menores de edad, pese a reducir la multa impuesta a la Federación Española de Fútbol (RFEF) por infracciones relacionadas con el traspaso y la inscripción de éstos.

En un comunicado, la FIFA indica que el TAS “ha confirmado tanto el resultado de las investigaciones presentadas por la Comisión Disciplinaria, como los fundamentos jurídicos de las decisiones” al resolver el recurso de la RFEF, pese a haber reducido de 500.000 francos suizos (unos 410.000 euros) a 280.000 (256.608 euros) la multa impuesta al organismo español.

“La FIFA considera que, de este modo, el TAS ha ratificado los esfuerzos a la hora de proteger a los futbolistas menores de edad, consecuencia del fallo previo de este tribunal en diciembre de 2014 con el FC Barcelona como protagonista”, señaló.   En opinión de la federación internacional, “la protección de los menores es de vital importancia para la FIFA” y “los futbolistas más jóvenes están expuestos al abuso y la explotación en un país extranjero si no existen los controles adecuados”.   “Conseguir que los menores de edad se desarrollen de la forma apropiada y en un entorno estable en su conjunto está para la FIFA por encima del mero interés deportivo”, añadió en su texto.

En el mismo recordó también que el artículo 2a) de sus Estatutos marca entre sus “objetivos mejorar constantemente el fútbol y promoverlo en todo el mundo, considerando su carácter universal, educativo y cultural, así como sus valores humanitarios, particularmente mediante programas juveniles y de desarrollo”.   La Comisión disciplinaria de la FIFA sancionó en abril de 2014 a la RFEF y al Fútbol Club Barcelona con 500.000 (unos 410.000 euros) y 450.000 francos suizos (unos 370.000), respectivamente, por infracciones relacionadas con el traspaso y la inscripción de jugadores menores de 18 años.   Las sanciones fueron impuestas tras las investigaciones iniciales emprendidas por el sistema de transferencias (FIFA TMS) y abarcan el periodo comprendido entre 2009 y 2013.

La Comisión Disciplinaria de la FIFA consideró las infracciones como graves y sancionó al Barça con la prohibición de realizar traspasos tanto nacionales como internacionales durante dos temporadas consecutivas completas.