Figueres también recibió fondos

SAN JOSE (AFP).- La denuncia de que el ex presidente José María Figueres recibió 900.000 dólares de la transnacional francesa Alcatel, suscitó reacciones de indignación en sectores políticos de Costa Rica, sacudida por una ola escándalos que ya tiene en la cárcel a dos ex mandatarios.

   Figueres reconoció en un comunicado de prensa enviado este miércoles desde Ginebra, donde funge como presidente del Foro Económico Mundial, que recibió 906.355 dólares entre el 2000 y el 2003 por “una asesoría para promocionar y divulgar las tecnologías de telecomunicaciones”.

   Sin embargo el informativo Telenoticias de Canal 7, que denunció el martes los pagos, dijo este miércoles tener en su poder documentos que indican que Alcatel condicionó los pagos a la aprobación de un contrato con el Estado por 149 millones de dólares, que se realizó en el 2001.

   En su nota, Figueres dijo que había sido contratado por uno de sus ex asesores, el politólogo Roberto Hidalgo, quien recibió 2,7 millones de dólares por servicios a la a transnacional francesa Alcatel.

   Hasta este miércoles la fiscalía Costa Rica no se ha pronunciado sobre el nuevo escándalo.

   Alcatel ya se había visto involucrada en la distribución de casi nueve millones de dólares entre prominentes políticos, funcionarios de gobierno y empresarios, por la aprobación de un contrato de telefonía celular con el monopolio estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

   El pago de esas comisiones llevó a la detención el pasado 15 de octubre del ex presidente y fugaz secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Miguel Angel Rodríguez, quien guarda prisión domiciliaria.

   El presidente Abel Pacheco dijo este miércoles que “estoy consternado, muy triste por la salud de la República que se encuentra tan afectada. Uno piensa como médico y digo que lo malo es estar enfermo y no darse cuenta, lo malo es tener cáncer y no darse cuenta hasta que el cáncer se lo comió”.

   Por su parte, el ex presidente Oscar Arias y quien aspira a volver a la presidencia en el 2006, dijo que Figueres “traicionó los ideales del Partido Liberación Nacional” (PLN, socialdemócrata), que fundó su padre José Figueres Ferrer, y que debe ser expulsado.

   El diputado del PLN y ex candidato presidencial José Miguel Corrales pidió al gobierno de Francia que investigue las actividades de la empresa Alcatel en territorio costarricense.

   “Jamás pudo haber sido manejado localmente un soborno por 9 millones de dólares –como asegura Alcatel Francia–, tiene que tener anuencia de la casa matriz y complacencia”, agregó Corrales quien reclamó el apoyo internacional a la lucha que Costa Rica está haciendo contra la corrupción.

   Diputados de todos los partidos exigieron este miércoles el retorno al país de Figueres.

   “Hemos estado gobernados en los últimos 12 años por gansters y mafiosos que deben rendir cuentas. Don José María (Figueres) debe volver de inmediato al país y enfrentar la justicia”, declaró el diputado Humberto Arce, del Bloque Patriótico Parlamentario.

   “Estamos frente a una red de corrupción montada por la empresa Alcatel”, dijo el diputado Luis Gerardo Villanueva, del Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata) que llevó al poder a Figueres en 1994.

   Las denuncias corrupción y sobornos de empresas y gobiernos extranjeros de las últimas semanas enviaron también a prisión la semana anterior a otro ex presidente, el socialcristiano Rafael Angel Calderón, en relación con un crédito de Finlandia para la Caja del Seguro Social.