Finalizan tres días de son en el Centro Cultural de España

http://hoy.com.do/image/article/198/460x390/0/A33A81B4-BF84-47D6-973E-B5F47FF1C48E.jpeg

Por JOSELIN RODRÍGUEZ
Con una gran cantidad de público, el Centro Cultural de España celebró “Tres días de son”, con la participación de Cuco Valoy, Fernando Echavarría y César Namnun, quienes interpretaron los famosos temas del son dominicano.

Fueron tres días en los que un gran público de todas las edades acudió al Patio Español del Centro Cultural a interpretar junto a los artistas sus himnos predilectos y aquellos que ya forman parte de la música universal. El concierto fue patrocinado por Pinturas Tropical.

Javier Aiguabella, director del Centro, dijo que se sentía muy feliz de ver tanta gente apoyando el concierto y dijo “el son es nuestro, disfrutémoslo”.

La velada inició con la participación de César Namnun, que en esta ocasión conformó una orquesta con los mejores músicos de son del país.

La presentación inició con “La triste realidad/Yo no creía”, de Bienvenido Troncoso, y de inmediato lograron conectar con el público que los recibió con fuertes aplausos. El flautista invitó a los presentes a prepararse a “dar un viaje por el son dominicano”. Y eso fue precisamente lo que hicieron cuando acompañaron a la orquesta con los sones más populares.

Las sorpresas de la noche comenzaron con el sonero Bartolito, que para deleite del público interpretó “Candela”, de Eloy Tejada, y “La abuelita”, de su autoría.

Otra gran sorpresa fue ver a Cuco Valoy y Adalgisa Pantaleón interpretar el clásico “Juliana”. Adalgisa también cantó “La mulatona” y un popurrí tradicional. Otra grata presencia fue la de Fernando Echavarría, que cantó “D’ oro” junto a la vocalista Claudia García.

En la segunda noche, Cuco Valoy, quien tenía varios años de ausencia de los escenarios criollos, hizo una presentación memorable cuando interpretó los clásicos del son cubano y aquellos que popularizó junto a su hermano Martín, con quien integró el dúo Los Ahijados, en el que permaneció hasta 1975.

Acompañado de su guitarra y una orquesta de soneros, Cuco cantó y  deleitó  a sus admiradores. “Juliana”, una de las más solicitadas, “Lágrimas negras”, “Mujeres conmigo van acabar” y otras más fueron sucediéndose una tras otra.

Esa noche, Cuco recibió una placa, que le entregaron Echavarría y Namnun en reconocimiento a su prolífica trayectoria, gesto que fue agradecido. Su actuación concluyó con la repetición de “Juliana”.

La noche de clausura le correspondió a Fernando Echavarría, uno de los principales creadores del fusón.

Cositas y cosotas

 En un proyector, ubicado en las afueras del Centro Cultural de España, presentaron cápsulas y videos de los artistas que participaron en la festividad.

 Asistieron políticos, actores, comunicadores y un público de diversas edades.

 Tres policías chequeaban a todas las personas que llegaban al recinto, esto para evitar que entraran armas.

 El sonido no estuvo en un cien por ciento y los artistas muchas veces no se escuchaban.

 En la parte trasera del patio español del recinto cultural colocaron una tarima en la que varias parejas del Club Nacional de Soneros hicieron demostraciones de baile.

 Una joven pareja intentó bailar son, pero en vez de son bailaron salsa.

 “Ya me puedo morir tranquilo”, dijo Cuco cuando complació a uno del público que insistentemente le pedía ”Juliana”.