Finalizarían los Tribunales militares de Guantánamo

WASHINGTON. AFP. Los tribunales militares especiales que juzgan a los detenidos en la base de Guantánamo inculpados de crímenes de guerra siguen funcionando pese a las dificultades, cuando viven tal vez sus últimos días antes de la investidura del presidente electo estadounidense Barack Obama, quien prometió cerrar el centro de detención.

 El Pentágono sigue las órdenes “del comandante en jefe en funciones”, mientras espera la investidura oficial del mandatario electo, aseguró esta semana el Almirante Mike Mullen, jefe del estado mayor conjunto estadounidense.

 En Washington, un alto responsable del Pentágono y ferviente defensor de estos tribunales especiales, el general de brigada Thomas Hartmann, prepara una sesión de formación a esas comisiones militares para el equipo de Obama, confirmó a la AFP el departamento de Defensa.

 Creadas por el Congreso en 2006, tras una larga batalla judicial, para juzgar mayormente a los principales responsables de los ataques del 11 de septiembre, las comisiones militares compuestas de un juez y un jurado militar tienen un funcionamiento específico que no se parece ni al sistema federal ni a las cortes marciales.  Las comisiones permiten el uso de confesiones bajo coacción, a criterio del juez o de testimonios no confirmados ante el tribunal.

 Durante los dos únicos juicios que han tenido lugar, en agosto y octubre, este sistema fue unánimemente criticado por los abogados de la defensa, incluidos militares, y las asociaciones de defensa de los derechos humanos.

 Nuevas audiencias preliminares para el juicio de Mohamed Jawad, un joven detenido afgano acusado de arrojar una granada contra un vehículo militar en Kabul en 2002, tuvieron lugar esta semana en Guantánamo.

 El juicio está programado para el 5 de enero, quince días antes de la investidura de Obama.

 El fiscal general a cargo de las comisiones militares en Guantánamo, el coronel Lawrence Morris, rechazó una petición de entrevista de la AFP. “Sobre el futuro de las comisiones militares, diríjanse al equipo de transición del presidente electo Obama”, explicó el comandante Jeffrey Gordon, portavoz del Pentágono.

 “Hay gente en el gobierno que espera que las comisiones militares continúen”, explica a la AFP Sarah Mendelson, directora de estudios del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. Para Mendelson, aunque el Pentágono trata de mantener la presión para que el nuevo gobierno no firme el cese de las comisiones militares, el equipo de Obama no puede sentirse obligado por lo que hace el actual gobierno.

 “Hay también varios fiscales militares que renunciaron porque estimaban que este sistema no corresponde a los valores” del Estado de derecho, recuerda Mendelson.

 El miércoles el gobierno recibió un nuevo golpe. El juez militar que preside los debates del juicio Jawad desestimó una segunda serie de evidencias aduciendo que esas confesiones fueron obtenidas bajo coacción.

Zoom

Sustituir militares

Durante su campaña, Barack Obama, abogó en repetidas ocasiones para que el sistema federal sustituya a las comisiones militares.

 “Hablé con ex fiscales, ex agentes del FBI y de la CIA, y con al menos un juez federal en funciones, y pienso que hay una fuerte oposición a la creación de un nuevo sistema de justicia”, asegura sin embargo Mendelson.  Las cortes federales ya han tratado con éxito más de un centenar de casos de terrorismo en Estados Unidos, insiste la especialista. juez y examinamos las alternativas”, comentó el comandante Gordon.