FINANCIAL TIMES
Afecta a Lula admisión de obtención de fondos

http://hoy.com.do/image/article/58/460x390/0/0799776C-8FCC-4050-88BB-66ED7691C442.jpeg

POR RAYMOND COLITT
SAO PAULO
.- El Partido de los Trabajadores (PT) de Luis Ignacio Lula da Silva, el presidente de Brasil, resbaló más hacia una crisis durante el fin de semana cuando su ex tesorero admitió actividades ilegales para recaudar fondos.

“Obtuvimos fondos no contabilizados en 2003 y 2004. Lo admito […] ante la nación”. Delubio Soares, quien este mes había abandonado el cargo de tesorero del partido, habló por la cadena de televisión Globo.

La declaración del señor Soares es la primera admisión de actividades ilegales por parte de miembros del partido de gobierno, después de haber sido acusado hace más de seis semanas de que pagó a congresistas a cambio de apoyo. Hasta ahora, no había pruebas, sino evidencias circunstanciales considerables.

El suceso más reciente le hará más difícil al PT y al señor Lula da Silva reparar el daño a la imagen pública antes de las elecciones de octubre de 2006.

El señor Soares insistió en que el señor Lula da Silva no conocía el plan de financiamiento y alegó que otros partidos políticos practican actividades similares.

Marcos Valerio Fernandes de Sousa, un publicista y amigo del señor Soares, canalizó no menos de R$39 millones al PT de los libros, dijo el ex tesorero. El dinero se distribuyó a los legisladores del PT y sus aliados para ayudar a financiar campañas de elecciones.

Los partidos de oposición dicen que la recaudación ilegal de fondos no es más que la punta del iceberg de un plan de corrupción mucho más amplio. Dicen que el PT desvió dinero de contratos del gobierno para financiarse a sí mismo y a sus aliados.

El señor de Souza obtuvo un cantidad estimada de R$140 millones en contratos del gobierno desde que el PT llegó al poder en enero de 2003.

El PT suspendió todos los pagos de sus cuantas bancarias hasta hoy, cuando la nueva junta ejecutiva nacional examinará “la situación financiera real del partido”. Insistió en que no está dejando de pagar sus deudas, que informes de prensa estiman en R$120 millones.

Mientras tanto, la presión de la oposición y los medios sobre el señor Lula da Silva se ha intensificado. Durante el fin de semana, Veja, la revista noticiosa, reportó que el presidente había sido notificado sobre el supuesto esquema de soborno en varias ocasiones, desde febrero de 2004.

Arthur Virgilio, líder partido PSDB de oposición en el Senado, dijo que su partido insistirá en un proceso legal “si se viera que el señor Lula estuvo implicado. Vamos a insistir en el cumplimiento estricto de la ley”.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION