FINANCIAL TIMES
Bush pide mayor eficiencia energética a China e India

Bush instó a los gobiernos de China y la India a mejorar su eficiencia energética para bajar los precios del petróleo.

“Es en el interés nuestro y el interés nacional ayudar a países como India y China a que hagan un mejor uso del petróleo”, dijo el presidente de EEUU en un discurso, cuando visitaba una planta de producción de biodiesel en una zona rural del estado de Virginia. “Eso ayudará a reducir la presión del suministro global de petróleo, y le quitará presión a los precios en nuestro país”, expresó.

“Combustibles alternativos como biodiesel, etanol e hidrógeno, harían a EEUU “menos dependiente de las fuentes de petróleo extranjero”, dijo el señor Bush.

Los precios se dispararon a niveles récord en abril, lo que afectó las encuestas de aprobación de la gestión del presidente. Desde entonces, los precios han bajado.

El señor Bush dijo en julio, en la reunión del G8 de las naciones más ricas del mundo, que le pediría al grupo que ayudara a los países en desarrollo que encontraran “formas prácticas para emplear tecnologías limpias de energía” y un empleo más eficiente de la energía.

La sed de crudo de China superó ampliamente las expectativas en 2004, lo que contribuyó a poner tensos los suministros globales de energía. Aunque el crecimiento en la demanda de petróleo de China perdió velocidad en el primer trimestre de 2005, algunos analistas dijeron el domingo pasado que sus importaciones de crudo en abril subieron de 235 a una altura histórica mensual de 12.25 millones de toneladas.

“Tenemos que ser mejores conservadores. Tenemos que producir y refinar más petróleo crudo aquí, en EEUU. Tenemos que ayudar a países como India y China a reducir su demanda de petróleo crudo”, dijo el señor Bush.

“Y tenemos que desarrollar nuevos combustibles como biodiesel y etanol como alternativas al diesel y la gasolina”.

Por otro lado, Ali al-Naimi, el ministro del Petróleo de Arabia Saudita, tenía programado reunirse con Sam Bodman, secretario de Energía de EEUU, en Washington, ayer.

En su discurso, el señor Bush también repitió su llamado a construir nuevas refinerías de petróleo en EEUU y plantas de energía nuclear, para suministrar más energía a la economía de EEUU.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente “está simplificando reglas y regulaciones para la expansión de las refinerías”, dijo. “Nuestra dependencia del petróleo extranjero es como un impuesto externo al sueño americano, y ese impuesto crece cada año”.

Hasta ahora, el señor Bush se ha negado a acoger el protocolo internacional de Kyoto para combatir el calentamiento global. Esto le permite a los países ricos cumplir las metas de reducción de las emisiones de carbono, en parte mediante el financiamiento de tecnología eficiente de energía en los países en desarrollo.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION