FINANCIAL TIMES
China afectada por alza en consumo de drogas

POR ANDREW YEH
PEKÍN.- El tráfico y la venta de narcóticos en China, especialmente de heroína y éxtasis, se han convertido rápidamente en una batalla para el gobierno, de acuerdo con el órgano anti-drogas del país. Mientras la economía del mercado de China ha desarrollado un alcance internacional, el país también se ha convertido en el base de una complicada red de economía subterránea para la manufactura de la droga, el tráfico internacional y la adicción, dijo la Comisión Nacional de Control de Narcóticos la semana pasada.

Las operaciones de confiscación de heroína subieron 13.6% el año pasado, a 10.8 toneladas, el segundo año consecutivo de incremento. El éxtasis confiscado subió cerca de ocho veces el año pasado, a 3 millones de pastillas. Y la cantidad de productos químicos utilizados para hacer drogas descubiertos por las autoridades ha sido más del doble.

“El problema de la droga es en extremo complejo; es un problema internacional, además de interno”, dijo Yang Fengrui, un alto funcionario de la comisión. “la difusión del problema de la droga ha ocasionado daño a incontables familias y hogares en China”.

Y mientras que China ha tenido en el pasado problemas con el consumo de drogas, el señor Yan destacó que el país fue capaz de erradica el uso de drogas en los años que siguieron el establecimiento del Estado comunista en 1949. Dijo que el problema resurgió en los años 80, cuando las puertas al mundo exterior empezaron a abrirse.

El gobierno dijo que el número de consumidores de drogas registrados oficialmente en China había alcanzado la cifra de 791,000, cuya abrumadora mayoría son los adictos a la heroína. La mayor parte de los drogadictos del país son del sexo masculino, menores de 35 años.

La droga “recreativa” que se consume en los centros nocturnos urbanos ya es algo común. Y drogas como la metanfetamina –o “ice”– y la ketamina se han vuelto populares en China. La mayor parte de las tabletas de éxtasis, una droga favorita entre los jóvenes de toda Asia, que fue confiscada por la policía china el año pasado provenía de Guandong, la vibrante provincia sureña.

En meses reciente, los líderes chinos iniciaron una “guerra del pueblo” contra los narcóticos, por ejemplo, publicando carteles anti-drogas y retratos de delincuentes buscados por tráfico de droga en la prensa.

El señor yan dijo que la dinámica de la producción de drogas y su transporte en China ha estado evolucionando, y que la habilidad y globalización de las bandas que operan dentro del país los convierte en blancos escurridizos.

Las autoridades chinas señalan al área del “Triángulo Dorado” que bordea la sureña provincia de Yunan, que también tiene un grave problema con el VIH, en parte por el consumo de drogas intravenosas, y áreas costeras como Guandong y Fujian, como los puntos comunes del narcotráfico, mientras que la manufactura doméstica está dispersa por todo el país.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION