FINANCIAL TIMES
China siente presión internacional para revaluar

POR GEOFF DYER
BOAO.-
China pudiera acelerar su plan para reformar su controvertido régimen monetario, debido a la creciente presión internacional, admitió el jefe del banco central del país el fin de semana.

Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco del Pueblo de China, dijo que Pekín está todavía trabajando en “secuenciar” una potencial política de cambio, pero admitió que el estímulo del exterior pudiera resultar en una acción más rápida.

“Si hay más presión del exterior, pudiera obligarnos a acelerar las reformas”, dijo el señor Zhou, quien habló en el Foro sobre Asia de Boao, en Hainan, una isla al sur de China.

Añadió: “Yo siempre creo que la presión no es nada malo. Suele ser una fuerza impulsora que lo obliga a hacer un mejor trabajo”.

La presión sobre China para que deje que el renminbi suba frente al dólar de Estados Unidos se incrementó la semana pasada, después que EEUU y otros miembros del Grupo de los Siete Países industriales le pidieran a China una acción inmediata sobre su política de tasa de cambio.

El Congreso de EEUU y la Unión Europea están examinando también tarifas o restricciones a las importaciones chinas. Tanto Alan Greenspan, el presidente de la Reserva Federal, como John Snow, el secretario del Tesoro de EEUU, dijeron también la semana pasada que era responsabilidad de China actuar ahora.

Como un indicador del volumen de especulaciones sobre la revaluación del renminbi, los contratos futuros no negociables basados en la moneda saltaron con fuerza la semana pasada, cuando los inversionistas esperaban que Pekín aflojara la fijación del renminbi al dólar. El descuento de los futuros a un año renminbi/dólar se ampliaron el viernes hasta el nivel más alto desde enero, lo que implica que el mercado estaba apostando por una tasa cambiaria de Rmb7.818 por dólar en un tiempo de 12 meses. Aunque China tiene fijada su moneda en cerca de Rmb8.3 por dólar durante una década, Pekín ha estado insinuando durante algún tiempo que prepara un cambio monetario.

Sin embargo, los fuertes incrementos en las exportaciones de China y sus reservas en divisas han provocado cada vez más acusaciones de que la moneda está significativamente sub-valorada.

El señor Zhou recalcó que todavía no hay un cronograma para un cambio de política. “Tenemos una meta muy clara en cuanto a este punto, pero tenemos nuestra propia secuencia”, afirmó. “Estamos haciendo algunos preparativos, por ejemplo, reformar el sector financiero, para acrecentar el papel del mercado cambiario”.

Otro funcionario chino importante que habló en la conferencia del fin de semana dijo que los inversionistas no deben esperar una gran apreciación de la moneda.

“No se puede esperar que el renminbi se aprecie un 10% mañana. Sería desastroso para China al igual que para otros países”, dijo Wei Benhua, vice-jefe de la Administración Estatal de Divisas, el regulador el mercado cambiario de China.

“Si ajustamos en una pequeña cifra, ello no contribuirá mucho a reducir el déficit comercial con EEUU”, añadió.

El señor Wei dijo además que el gobierno no ha decidido ningún cronograma para cambiar la política.

“De manera positiva, pero prudente, vamos a acelerar el proceso de reforma de la tasa de cambio del renminbi, paso a paso, y el momento será bien elegido”, dijo.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION