FINANCIAL TIMES
Competidores desestiman cambio monetario por reducido

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/0CF59D94-3EC6-4947-B03B-60A85B171E88.jpeg

POR ALAN BEATTIE, RALPH ATKINS, TONY BARBER,
CHRISTOPHER BROWN-HUMES Y DAN ROBERTS

Pasaron los días  en que la revaluación de una moneda como la de China era una ganancia clara en competitividad, y de ahí, una causa para el regocijo de las compañías radicadas en otros lugares.

La búsqueda global de sub-contrataciones en terceros países, y en particular las cadenas de suministros que se han arraigado firmemente en la economía china, han generado perdedores al igual que vencedores de la revaluación. Pero si hubo un hilo conductor entre las reacciones de los negocios en el mundo el jueves pasado, fue que el impacto de un movimiento reducido en la moneda no fue impresionante 

Los ganadores obvios son los que compiten directamente con las compañías chinas, como los manufactureros europeos y americanos que han estado pidiendo protección frente a las importaciones chinas.

La Asociación Nacional de Manufactureros, que ha dirigido el cabildeo contra la apuntalamiento de la moneda en Washington dijo que con eso se ayudaría a restaurar alguna competitividad para los exportadores estadounidenses.

“Mientras que una revaluación inicial de 2.1% es inadecuada, lo vemos como el principio de lo que debe ser una revaluación significativa”, dijo John Engler, presidente de NAM.

Para los fabricantes de calzado de Italia, que dicen que el aumento de las importaciones chinas está deteriorando su industria, la revaluación está en la dirección correcta, pero es tan pequeña que es casi insignificante. “No va a tener impacto en nuestro sector, ni en otros”, dijo Rossano Soldini, jefe de la asociación nacional de fabricantes de zapatos. Dijo que el sector italiano del calzado necesita una revaluación de 30%.

El efecto en las compañías internacionales que producen en China es menos evidente. “Las compañías interesantes son aquellas como Motorola, que han invertido en China como una base de exportación”, dijo David Hale, un economista con radicado en Chicago, que trabaja con estos negocios.

Es cierto, la revaluación afectará la competitividad de las exportaciones de esas compañías de China. Además, el valor añadido por los negocios de propiedad extranjera en China suele ser una proporción muy baja de la producción total, puesto que ellos importan muchos componentes a China para el procesamiento. De todas formas, el señor hale y otros reconocen que el efecto neto todavía debe ser positivo, en la medida que la revaluaciòn aumenta el valor del dólar o el euro de las ganancias que obtienen allí.

Jorma Olilla, presidente y jefe ejecutivo de Nokia, el grupo de teléfonos móviles finlandés dijo que la revalaución es “un movimiento positivo de las autoridades chinas porque demuestra que se están moviendo hacia una economía de mercado”. Nokia produce en China y exporta desde allí, y también hacia el país.

El señor Olilla dijo que una revaluación entre 10%-15% del renminbi frente al dólar sería neutral o ligeramente positivo para la compañía. La menor revaluación del jueves fue neutral, dijo.

Los perdedores obvios son los grandes detallistas como Wal-Mart, cuyo modelo de negocios de fundamente en perseguir por todo el mundo los productos más baratos, que con mucha frecuencia significan los de China.

El mayor detallista del mundo compró un estimado de US$18 millardos de productos chinos el año pasado, cerca de 10% de todos los productos importados por EEUU de China.

Ni siquiera aquí, la reacción resultó un cataclismo. Las acciones de Wal-Mart cayeron en un modesto 1.5% en el comercio de la mañana del jueves en Nueva York. Wal-Mart comentó: “No esperamos que el cambio tenga un impacto material en nuestro negocio. Tratamos con 70 países, por lo cual no esperamos que los precios suban en nuestros establecimientos por ahora”..

Un grupo de importadores, incluyendo Target y la casa matriz de Lee Jeans, dijo que es poco probable que la revaluación tenga un impacto importante, mientras ellos continúen utilizando varias fuentes para los productos.

Aparte del impacto directo en la cuenta final, muchos de los representantes de los negocios acogieron el hecho de que China esté respondiendo a las preocupaciones por la competencia desleal. Los grupos de negocios europeos generalmente han respaldado la negativa de la Comisión Europea de otorgarle a China el “estatus de economía de mercado”, una designación que le dificultaría más a la UE bloquear las importaciones chinas mediante las herramientas “anti-dumping” permitidas por la Organización Mundial de Comercio.

Cualquier movimiento en dirección a la liberalización, incluyendo el desplazamiento de la moneda de un régimen fijo con el dólar estadounidense a una canasta de monedas, actúa como una señal de que China se mueve más hacia una economía de mercado.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION