FINANCIAL TIMES
Grupos de negocios en impulso final a favor del CAFTA

POR CHRISTOPHER SWANN AND SCOTT HEISER 
WASHINGTON.- Organizaciones empresariales norteamericanas y la administración de Estados Unidos iniciaron el empuje final para lograr la aprobación del Acuerdo de Libre Comercio de América Central y República Dominicana (CAFTA-DR), mientras el Congreso se apresta a someter a votación el pacto.

Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de EEUU alertó que aquellos miembros que se atraviesen en el camino del acuerdo pudieran poner en peligro el respaldo financiero a sus negocios.

“Finalmente, vamos a mirar directamente a los ojos de cada miembro de la cámara y el Senado y preguntarle ´¿Van a dejar que se nos escape el progreso y cerrar los mercados a los manufactureros estadounidenses?´”, dijo el señor Donohue.

Añadió que su organización no cejará en hacer que el Congreso respalde el proyecto.

“Vamos a hacer de esto un voto clave, y vamos a contarlos dos veces. Si usted va a votar en contra, le va a salir caro”, dijo el señor Donohue.

Además de la Cámara de Comercio, este esfuerzo cuenta con el respaldo de Business Roundtable, una asociación de jefes ejecutivos; de la Asociación Nacional de Manufactureros (NAM) y del Consejo Nacional de Organizaciones Textiles.

John Engler, presidente de NAM, dijo: “Este acuerdo no es preocupación para la manufactura”.

Robert Portman, el representante de comercio de EEUU, Mike Johanns, secretario de Agricultura, y Bob Goodlatte, el presidente del comité de agricultura de la Cámara hablaron ayer decididamente a favor del acuerdo.

El señor Portman dijo que el CAFTA nivelará el terreno de juego para los exportadores estadounidenses, puesto que ya EEUU concedió acceso libre de impuestos a la gran mayoría de las importaciones de países de América Central. Añadió que el acuerdo es vital para reforzar las frágiles democracias de la región.

A pesar del amplio apoyo dentro de la comunidad empresarial de EEUU, el pacto ha tenido problemas en el Congreso.

Muchos líderes demócratas sostienen que el acuerdo aporta protección insuficiente a los trabajadores, mientras que el poderoso “lobby” azucarero se opone hasta a una pequeña apertura del mercado.

El comité de finanzas del Senado se dispone a considerar el CAFTA-DR el mes próximo, despejando así el camino para una votación plena en el Senado, en julio.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION