FINANCIAL TIMES
Se enfría entusiasmo por la subcontratación en el extranjero

POR DAVID WIGHTON
NUEVA YORK.- Muchas grandes compañías que acudieron a la subcontratación de tecnología de la información y otros servicios en el exterior están trayendo de vuelta a casa las operaciones, después de no alcanzar los ahorros esperados, dice una encuesta. Casi tres cuartas partes de las compañías entrevistadas experimentaron problemas con los proyectos de “outsourcing” y una cuarta parte llevó de vuelta a sus países de origen esas funciones, arroja el estudio de Deloitte Consulting.

Ken Landis, estratega principal de Deloitte, dijo que el estudio mostró evidencias de un “cambio fundamental” entre grandes compañías, muchas de las cuales habían pasado por alto las diferencias entre la subcontratación de manufactura y la de servicios.

“La subcontrtatación fue una herramienta desarrollada en un contexto de recesión y las compañías se están preguntando ahora si es la estrategia correcta para una economía en crecimiento, particularmente cuando la mitad del tiempo, el ahorro esperado en los costos no se materializa”.

El estudio interrogó a ejecutivos de 25 de las mayores compañías del mundo con más de US$50 millardos /38,4 millardos de euros) de servicios subcontratados.

Muchas de las compañías descubrieron que el “otusourcing” pudiera introducir complejidad, añadir costo y fricciones, y que requiere más atención gerencial de lo esperado.

“Como resultado, compañías más grandes están escudriñando nuevos acuerdos de subcontratación, re-negociando con más cuidado los acuerdos existentes y trayendo de regreso al país algunas funciones”, dijo el señor Landis.

Esto se traducirá en una desaceleración del crecimiento en las subcontrataciones, sino una contracción, añadió. El estudio descubrió que la experiencia de compañías fue similar, sin tomar en cuenta la industria o los servicios.

La subcontratación se convirtió en un tema político durante la campaña presidencial del año pasado en Estados Unidos, en la cual los demócratas agitaban temores sobre los empleos. Hubo acciones para impedirle contratos federales a las compañías que tuvieran en sus planes desplazar áreas de trabajo al extranjero.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION