FINANCIAL TIMES
Un mes de conversaciones nucleares desperdiciado

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/6CC1D4F2-8C19-4565-9D55-34E1DA003A31.jpeg

¿Vamos a dormir menos tranquilos porque una conferencia de un mes entre 189 países terminó el viernes en Nueva York sin acuerdos sobre algo que refuerce el tratado de no proliferación nuclear (NPT)? No. Algunos de las revisiones quinquenales del NPT han resultado igualmente improductivas, y por eso el mundo no se acabó.

A menos que tengan fronteras con Corea del Norte o Irán, la mayoría de los países sienten que la amenaza de proliferación nuclear es infinitamente más remota que los embates diarios de las enfermedades y la pobreza.

¿Deberíamos dormir menos tranquilos? Si. No estamos en un buen momento para la inacción en el frente nuclear. Además de lo que sabemos sobre el declarado programa de armas nucleares de Pyongyang y el que se sospecha tiene Teherán están las actividades subliminales de los grupos terroristas y el comercio clandestino de materiales nucleares que pueden continuar más allá del “retiro” obligatorio del jefe del mercado negro A.Q Khan, de Paquistán.

Muchos gobiernos dirán aún que la posibilidad de explosión de un arma nuclear sigue siendo muy reducida. En esto tienen razón, pero si ocurriera, estarían totalmente equivocados si creyeran que no sería un mega-desastre Una bomba atómica sobrepasaría cualquier arma química o biológica en muertes y destrucción, y si estallara alguna (aunque dependería del lugar) el efecto pánico sobre la gobernabilidad y la economía mundial sería mucho mayor que el de 11 de septiembre de 2001.

Paradójicamente, sin embargo, las conferencias para revisar el NPT avanza más en tiempos más tranquilos. El punto más alto fue en 1995, cuando se acordó extender el tratado indefinidamente. Estos eran tiempos en que Corea del Norte todavía estaba negociando un acuerdo con la administración Clinton, antes de que irán surgiera como un problema, antes de que India y Paquistán hicieran estallar sus bombas, y antes que la escala de actividades del señor Khan fueran conocidas, y antes de que al-Qaida irrumpiera en el escenario.

¿Qué se ha torcido desde entonces? El problema principal es que los sucesos recientes han llevado a pedidos de acciones más radicales contra la proliferación, y al mismo tiempo, a un mayor nerviosismo sobre cualquier manipulación drástica del estatus quo del NPT. Por eso, en Nueva York Estados Unidos encontró poco respaldo para su propuesta de prohibir la tecnología del ciclo de combustible a países que no la posean ya, y Mohamed El Baradei, el jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica no encontró eco para su pedido de moratoria de cinco años para la construcción de plantas de enriquecimiento o re-procesamiento. La administración Bush tampoco ha ayudado a su defensa general al echar a perder las negociaciones de un tratado para impedir material fisionable que incluía a tres países no signatarios del NPT, India, Paquistán e Israel. Anunció que no creía que eso pudiera comprobarse.

Está claro que el mundo no pude hacer depender sus esperanzas en la próxima conferencia para revisar el NPT en 2010. Quizás nada constructivo pueda salir de una negociación entre 189 países. Francia espera que a su propuesta de hacer que países como Corea del Norte paguen el costo de abandonar el NPT le vaya mejor en la cumbre del Grupo de los Ocho de julio. París propone que los que abandonan el NPT deben devolver la tecnología obtenida bajo el NPT. El destino de esta propuesta puede depender de si Pyongyang regresa a las conversaciones de seis partes. Las  negociaciones con Irán son aún más importantes para el futuro del NPT. Mientras Cores del Norte es el único país en la historia que ha abandonado el NPT, Irán es el único de los 184 signatarios del NPT que ha condenado las armas nucleares Lo que ocurra con Irán determinará si el NPT puede desarrollar una serie eficaz de “palos y zanahorias” para evitar que los países revienten sus establos.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION