FINANCIAL TIMES

http://hoy.com.do/image/article/300/460x390/0/DBB8541C-80E8-4624-AED6-DDDB29AD5846.jpeg

Por Krishna Guha
En Washington

La economía de Estados Unidos sufrió una pérdida seria de impulso en los primeros tres meses de este año, revelaron el viernes nuevas cifras, mientras el crecimiento cayó a 1.3%, el más bajo en cuatro año.

La tasa anualizada de crecimiento cayó medio punto por debajo de las expectativas del mercado. Sin embargo, después de una fuerte respuesta, los mercados financieros se recuperaron, mientras los inversionistas se complacían con cifras más detalladas que indican que la trayectoria subyacente de la economía de EEUU está cerca de 2%.

Tarde, en la mañana del viernes, bonos y acciones se mantenían en gran medida sin cambios para el día, con los bonos del Tesoro a 10 años rindiendo 4.69%. El dólar, que inicialmente cayó 0.7% a una nueva baja récord frente al euro, se recuperó para negociarse a cerca de 0.3% más bajo.

Las cifras muestran que la debilidad inesperada en las exportaciones netas y el gasto del gobierno aportaron a la esperada succión sobre el crecimiento de la construcción de viviendas durante el primer trimestre.

El gasto corporativo también se mantuvo controlado. Pero el gasto de los consumidores siguió muy fuerte, con un consumo personal real elevado a una tasa anualizada de 3.8%.

La mayoría de los economistas esperan la debilidd sorpresiva en las exportaciones netas y el gasto del gobierno para lo cual no existen explicaciones macroeconómicas obvias probablemente se reviertan durante los próximos meses.

Las ventas finales a los compradores domésticos una cifra que excluye las oscilaciones volátiles de exportaciones netas e inventarios subieron 2%, esencialmente sin cambios en relación con los trimestres tercero y cuarto de 2006.

Art Hogan, analista principal de Mercado en Jefferies & Co., dijo: Esperábamos que el primer trimestre sería el periodo más lento de crecimiento este año y los inversionistas esperan un rebote en la economía”.

David Greenlaw, economista de Morgan Stanley, dijo que su banco ahora estaba “subiendo nuestro estimado de rastreo para el Segundo trimester del PIB, de 2% a 2.4%”.

El riesgo principal para la economía de EEUU continúa siendo la baja en la vivienda, que no dio señales de ceder.

La inversión residencial cayó 17%, sobre el descenso de 20% en el trimestre anterior, y un 19% de declive el trimestre precedente a ese. Las noticias sobre los precios estuvieron mezcladas, con la medida favorecida por la Reserva Federal, el deflasor del gasto central del consumo personal 2.2% más alto en un año en el primer trimestre, sin cambios de los meses finales de 2006.

El índice de costo por empleo retrocedió una fracción, a 0.8%, durante el trimestre. Pero la caída sorpresiva en los costos por beneficio ocultó un alza en jornales y salarios

Mientras tanto, Erik Nielsen, un economista de Goldman Sachs, dijo que no hay indicios de que el euro más fuerte esté “mordiendo” el crecimiento europeo.