FINANCIAL TIMES
BP busca refinar sus resultados
con nuevos proyectos

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/FB7BDC04-2E65-4B14-9322-5563021E65F7.jpeg

BP y Royal Dutch Shell, inusualmente, reportó los resultados del primer trimestre el mismo día, el martes pasado, el choque forzado por la coincidencia de los días festivos en Holanda: el Día de la Reina el 30 de abril y el Día de la Ascensión el 1 de mayo, escribe Ed Crooks. Esta vez la ronda de comparación es posible que favorezca a BP, que produjo resultados débiles durante 2007 -en parte por problemas de sus refinerías en Estados Unidos.

En el primer trimestre, los márgenes de refinería estuvieron bajo presión, así que la fuerza de bajada de Shell no fue una ventaja, mientras que todos los negocios de producción petrolera se beneficiaron del aumento en los precios de la  materia  prima .

BP informa su primer conjunto de resultados en su nueva estructura divisional, parte de la simplificación organizacional empezada por Tony Hayward después de asumir el cargo de presidente el pasado mes de mayo. Las operaciones de BP parecen estar progresando, con nuevos proyectos que empiezan y las refinerías de Estados Unidos volviendo gradualmente a plena capacidad. Pero sus acciones todavía están bien por debajo de Shell en una vista de un año.

Hayward dijo en la reunión general anual de la compañía que el inicio de Thunder Horse, la plataforma del buque insignia en el Golfote México, sería un “símbolo poderoso” de la mejoría en el desempeño de BP, en los Estados Unidos.

Compañías están haciendo negocio con iniciativas éticas

Michael Skapinker

FT

En las oficinas principales de Unilever en Londres, Gavin Neath, director de sostenibilidad del grupo de bienes de consumo,  quita un aparato plástico de su caja de cartón y lo coloca en una mesa.

Parece una versión pequeña y semitransparente de las máquinas dispensadoras de refrescos para oficinas. El dispositivo se llama Pureit -y es una dispensadora de productos. Desarrollado por Indostán Unilever, el filial indio de la compañía, el Pureit proporciona bebiendo agua de cualquier fuente, por contaminada que sea, purificándola con una serie de mallas, trampas de parásitos y pesticidas y un kit de baterías para matar microbios, sin necesidad de hervir el agua y sin el uso de red de suministro de electricidad.

El Pureit es un ejemplo de cómo las multinacionales tratan de controlar la noción de sostenibilidad.

En Estados Unidos y Europa occidental, las prioridades son reducir la cantidad de empaque, bajar el consumo de combustible y complacer a los consumidores que quieren estar seguros de que lo que compran ha sido producido en forma ética o ambientalmente amistosa.

Abril ha sido “Mes de la Tierra” en Wal-Mart, por ejemplo.

Los clientes pueden comprar bombillas y detergentes “ecológicamente puros”; elegir entre café orgánico o cualquier otro tipo. El gigante estadounidense dice que “las prácticas agrícolas sostenibles protegen el ambiente, los ecosistemas y el bienestar de los trabajadores”.

Scott dice que quiere que Wal-Mart se dirija hacia sostenerse completamente con energía renovable, no producir desperdicios “y vender productos que sostengan nuestros recursos y ambiente”.

Usan programas de sostenibilidad

Hau Lee, profesor de operaciones, información y tecnología de la escuela de negocios de Stanford, define sostenibilidad como “asegurar que los recursos que utilizamos hoy no pongan en peligro los recursos del mañana”. Pero realmente va más allá: las compañías están usando sus programas de sostenibilidad para  cortar costos, desarrollar productos innovadores y encontrar nuevos mercados de consumo.

Para partidarios del negocio responsable, la sostenibilidad es lo que han estado buscando por años – una manera para que las compañías hagan algo bueno a la vez que mejoran sus beneficios y retornos a sus accionistas.

La tentativa por compañías para demostrar que ellos son amigos antes que enemigos del público bueno tienen una historia larga y han atravesado varios cambios.

Bajan las ventas de artículos de lujo en varios países

¿Está comenzando finalmente el descenso en compras de artículos de lujo? PPR reportó esta semana que las ventas del primer trimestre en su marca bandera Gucci solo llegaron a 2.4% año en año, una brusca caída del 11% para 2007 completo. Prada también está posponiendo su planificada oferta pública hasta al menos al segunda mitad del año.

Aun así, gran parte de la noticia es buena. Hermes, LVMH y Richemont reportaron un crecimiento de dos dígitos en las ventas de año en año el trimestre pasado, señalando que los consumidores de mercados subdesarrollados están más que compensando la disminución en las ventas de Estados Unidos. Incluso Coach (estadounidense) espera llevar las ventas por participación o acciones sobre la línea que dio el año pasado para estas fechas.

Los verdaderamente ricos todavía tienen dinero para gastar, y los clientes de los países en desarrollo, muchos de los cuales abundan en dinero gracias a los altos precios de la materia prima, están gastando como nadie. La marca más cara de PPR, Bottega Veneta, fue a la que mejor le fue: las ventas del primer trimestre crecieron 31% de año en año. 

El crecimiento en las ventas para todas las compañías de lujo es más fuerte en los países en vías de desarrollo y en las ciudades europeas y turísticas, donde compran los rusos, residentes del golfo y chinos. También están en peligro los subsectores como lentes y los productos de moda y de piel (cuero).

Pantallas  plasma  se convierten en mala elección

La mitad de los hombres británicos cuestionados en un sondeo reciente dijeron que se privarían de tener sexo por seis meses con tal de tener en sus manos un televisor plasma de 50 pulgadas, pero ¿se sentirían igual por la mañana? 

Plasma, una vez la pantalla de elección para televisores gigantes, está cayendo. En 2006, los televisores plasma superaron a sus pares por casi tres a uno en la categoría de 40 pulgadas o más, de acuerdo a la consultora IDC . Pero la dinámica cambió el año pasado. Para 2011, IDC pronostica que la venta estará justo debajo 15 millones contra  90 millones de pantallas LCD de mayor dimensión.

La fuerte reacción contra los artículos eléctricos ha llevado a los consumidores a cambiar lealtades. InterContinental Hotels está sacando los televisores plasma de sus  585,000 habitaciones y remplazándolos con pantallas LCD. Los fabricantes que han visto la evidencia incluyen Pioneer de Japón, que el mes pasado dijo que dejaría de fabricar paneles de exhibición de plasma. Todo esto levanta las preguntas sobre las grandes sumas que todavía deben invertirse en la producción de plasma. Panasonic, que ha invertido casi $7000 millones, se ve especialmente osada. Los planes en marcha últimamente aumentarán la capacidad anual a 23.5 millones de unidades.

LAS CLAVES

1.  Desventajas

Las pantallas de plasma consumen más electricidad y sufren de “quemado” (imágenes en pantallas) o envejecimiento, si se dejan demasiado tiempo encendidas.

2.  No valen su precio

Lo que es indisputable es que los plasmas ya no valen su precio. La producción a gran escala muestra que, para un televisor de 42 pulgadas, los VCL resultan más baratos que el plasma.