Financial times
EEUU reescribe historia económica para continuar su crecimiento

http://hoy.com.do/image/article/836/460x390/0/54332540-435C-48AF-A02D-979F42F8B026.jpeg

 Washington. El nuevo estándar para reportar la data sumará un 3% del producto interno bruto, según escribe Robin Harding.

 La historia económica de EEUU será reescrita esta semana en el momento en que los cambios metodológicos de más largo alcance en años le sumen el equivalente de un país del tamaño de Bélgica a la producción de la mayor economía del mundo.

El cambio más importante por parte del Buró de Análisis Económico, una agencia de estadísticas del Departamento de Comercio, será anunciado el próximo miércoles y será para comenzar a contar el gasto sobre la investigación, desarrollo y derechos de autor, así como de la inversión, y reflejar por primera vez los déficits de pensión. En combinación, se espera que ello le añada un 3% al producto interno bruto.

Los cambios, las Olimpiadas de los números económicos, que tendrán lugar cada cinco años en promedio, son dirigidos a reflejar con más exactitud la economía moderna y hará que EEUU sea el primer país en adoptar un nuevo estándar internacional.

“Estamos conduciendo estos cambios mayores retrocediendo en el tiempo, que para nosotros significa hasta el 1929, así que estamos, esencialmente, reescribiendo la historia económica”, dijo a Financial Times Brent Moulton, quien maneja las cuentas nacionales en el Buró de Análisis Económico en una entrevista en abril.

El alcance de las revisiones mantendrá ocupados por meses a los economistas. Por ejemplo, las cifras políticamente sensibles respecto el tamaño y crecimiento del gobierno de Estados Unidos  cambiarán, ya que las revisiones no tienen efecto en los anteriores ingresos fiscales.

En un momento en que los republicanos argumentan que el crecimiento del gobierno federal está fuera de control, es posible que las revisiones reduzcan el gasto federal como parte del PIB por la mitad de un punto porcentual.

Pero también hay otros dos niveles de data del Producto Interno Bruto  que serán emitidos el miércoles, de los cuales los más resplandecientes y visibles serán los menos importantes.

El nivel más importante es el primer estimado del crecimiento del segundo trimestre. Generalmente este se espera que sea miserable con el estimado del consenso de un aumento anualizado de un 1.1%.

Algunos pronósticos, tales como el de Dean Maki de Barclays Capital de Nueva York, son para que este sea tan bajo como un 0.5 por ciento.

Maki dijo que el gasto del consumidor se había frenado por los efectos de “rezagamiento” de los incrementos fiscales y los recortes del gasto gubernamental. “No obstante, la contribución del comercio y los inventarios ahora parecen ser notablemente más débiles de lo que habíamos estado asumiendo”,  agregó.

Casi todos los pronosticadores piensan que la baja es temporal y esperan un repunte en el segundo semestre del año cuando los recortes de gasto gubernamental lleguen a su nivel más alto y caiga la resistencia a corto plazo de los inventarios. Para muchos, mientras más débiles sean los números de su segundo trimestre, mayor será el crecimiento que pueden esperar durante el resto del año.

Sin embargo, estos pronósticos a corto plazo pueden ser fuertemente errados este mes a causa del segundo nivel de data: las revisiones anuales del PIB para los últimos tres años de números desde el 2010 hasta el 2012.

Ellos reflejarán una data de fuente actualizada, tales como información más detallada de los retornos fiscales, a medida que las compañías liquidan sus cuentas.

Si el nivel base del PIB al final del primer trimestre del 2013 cambia demasiado, este puede hacer que los estimados de crecimiento durante el segundo trimestre sean especialmente inexactos.

Hay una decente posibilidad de que el tamaño de la economía sea revisado al alza porque el ingreso interno bruto, (el cual se obtiene de la suma del PIB y el ajuste de los términos de intercambio y que los datos están expresados en moneda local a precios constantes) una alternativa de medición de la producción (IIB), ha estado moviéndose muy por encima del PIB.

 Si el PIB se eleva hasta el nivel del IIB cambiaría la perspectiva del reciente crecimiento, con la expansión de la economía por un 2.2% en el año hasta finales del primer trimestre en vez de un 1.6%.

Eso ayudaría a explicar por qué los números de empleos de EEUU han sido mucho más fuertes que la data de crecimiento y proporcionan un confort significativo a la Reserva Federal de EEUU en lo que esta considera cuándo comenzar a reducir sus compras de activos de $85 millardos al mes.

“Deberíamos tener pendiente que estos son estimados muy generales que se revisan”, denotó el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en un reciente testimonio al Congreso. “Por ejemplo, que se obtienen números muy diferentes cuando se observa el IIB en vez del PIB”.

Las claves

1.  Reporte
El nuevo estándar para reportar la data sumará un 3% del producto interno bruto, según escribe Robin Harding. La historia económica de Estados Unidos (EEUU) será reescrita esta semana.

2.  Cambio
 El cambio más importante por parte del Buró de Análisis Económico, una agencia de estadísticas del Departamento de Comercio, será anunciado el próximo miércoles.

Seis grandes grupos energéticos fomentan desconfianza

Consumidores sospechan sobre  incremento de sus facturasor

Escrito por : Pilita Clark

La falta de apertura de seis grandes compañías energéticas en relación a los márgenes de ingresos, junto a una “asombrosa” falta de acción por parte de Ofgem, el regulador de la industria, ha causado profunda desconfianza entre los consumidores, según ha demandado MP.

 El promedio de precios de gas y electricidad se ha elevado por un 41% y un 20%, respectivamente, desde el 2007 en términos reales, pero las compañías energéticas, muchas de las cuales han reportado grandes beneficios, dicen que esto se debe principalmente a los crecientes costos mayoristas de la energía.

Los consumidores sospechan que el incremento de sus facturas está ayudando a impulsar las ganancias en las compañías que todavía no están revelando cómo obtienen sus ingresos, según un reporte del comité de energía Commons.

“A pesar de las enormes facturaciones, y en algunos casos grandes ingresos, las seis mayores compañías energéticas han obtenido niveles de ingresos y pérdidas significativamente diferentes entre las partes de suministro y generación de sus empresas”,  informó Commons..

“El nivel actual de ingresos, por ejemplo, en la división de suministro de energía es, por tanto, difícil de establecer”.

Ofgem está incurriendo en la omisión con los consumidores al no dar “todos los pasos posibles para mejorar la transparencia”, agregó MP.

“Es sorprendente que el regulador no haya aceptado las recomendaciones de la firma contable BDO a fines de mejorar el reporte de las compañías energéticas, ni haya escuchado la crítica sobre los indicadores del mercado de suministro”.

La situación está obstaculizando los esfuerzos gubernamentales por sacar al menos 4.5 millones de familias de la “pobreza energética” para el 2016. Estas son familias que gastan más de un 10% de sus ingresos tratando de mantenerse calientes.

Si Ofgem falla en actuar, el gobierno podría usar la próxima Energy Act para obligar a una mayor transparencia, dijo MP.