FINANCIAL TIMES
Hay prisa por restaurar el flujo de efectivo en la economía de Haití

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/41184BC3-8F58-4944-90BE-16FFA619BC8B.jpeg

KRISHNA GUHA
Washington.-
Urgentes esfuerzos están de camino para restaurar el funcionamiento del sistema financiero en Haití que capacitaría  al gobierno para poder pagar a sus empelados y   sostener cierta parte de la actividad del sector privado.

Con todos los bancos cerrados, los haitianos están quedándose sin efectivo aún para las transacciones básicas, de acuerdo a gente involucrada en las discusiones.

Los haitianos que viven en el extranjero están movilizándose para ayudar y apoyar los familiares y amigos en el país, pero realmente tienen pocos canales a través de los cuales puedan entregar ayuda financiera.

Mientras tanto, el gobierno necesita reestablecer un sistema de pagos al sector público para sus empleados en Puerto Príncipe y a lo largo del país, mientras tratan de asegurar continuo cobro de impuestos en algunas partes del país fuera de la zona de desastre.

Los expertos del Fondo Monetario Internacional y otras agencias están trabajando con el comité de crisis guiado por el ministro financiero de Haití y el gobernador del banco central para tratar de conseguir que este elemento financiero básico fluya otra vez, y pueda restaurar otros productos esenciales tales como la gasolina.

Pero la alta escala de destrucción y el trastorno de las instituciones de Haití, tanto públicas como privadas, hacen de este un formidable desafío.

El objetivo primordial de los esfuerzos es el de suplementar el auxilio directo a las víctimas de emergencia del desastre en alimentar personas y salvar vidas. Sin embargo, algunos expertos están ansiosos de preservar tanta actividad privada como sea posible entre las preocupaciones de que, la que sea que quede, será vencida por la entrada de ayuda internacional.

El trastorno económico es enorme, debido en parte a la fuerte concentración de la actividad económica de Haití sólo en la capital y la región circundante, dicen los expertos.

Todas, menos una de las plantas textiles de Haití, que asciende a un 90% de sus exportaciones, están en Puerto Príncipe. Consecuentemente, el terremoto esencialmente ha noqueado el sector de exportación completo en ese país. La región de Puerto Príncipe también asciende a un 85% de los ingresos del gobierno.

En el corto plazo, el Banco Mundial está proveyendo $100 millones (€69.6m, £61.5m) en concesiones, y el FMI $100 millones en préstamos libres de interés esencialmente para apoyar los balances de pagos de Haití, el dinero que será usado para pagar las importaciones esenciales que se necesitan para aliviar el desastre.

Las Naciones Unidas han lanzado una solicitud de emergencia de $560 millones para poder cubrir necesidades inmediatas.

El 25 de enero un equipo de Disaster Needs Assessment guiado por las Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo Interamericano, evaluarán los costos de reconstrucción a mediano plazo. Haití recientemente complete un programa de alivio de deuda. Al final de su último año fiscal el 30 de septiembre este tenía $1.25 millardos en deuda extranjera, de los cuales $681 millones se debían a agencias multilaterales (mucho sobre términos concesionarios) y $500 millones en deuda bilateral.

VERSIÓN AL ESPAÑOL DE  ROSANNA CAPELLA