FINANCIAL TIMES
Nokia abre Windows a creciente  cacofonía de la elección

Daniel Thomas
Samsung debería “tomar nota”: la próxima generación de smartphones Lumia  viene pronto”. Esta advertencia, del director de ventas de Nokia, fue algo minada por ser entregada en una forma menos que intimidante que en un tweet de 140 caracteres.

No obstante, la amenaza fue real: la semana que viene, la compañía finlandesa se convertirá en una de las primeras en romper el cascarón en el periodo más importante de lanzamiento de smartphones en varios años.

Los operadores de celulares informan que números récord de clientes están ahora sin contrato, esperando muchos de los teléfonos premium que están próximos a ser lanzados por los principales fabricantes de celulares de Estados Unidos, Finlandia y de Asia. Esto implica que el premio inmediato es potencialmente enorme.

Incluso Apple necesitará continuar su victoria de la patente contra Samsung en la corte de Estados Unidos que tuvo lugar la semana pasada, con un movimiento decisivo hacia adelante con su último iPhone.

Aunque sólo algunos apostarían contra otro lanzamiento impecable, después de todo, esta es una compañía que exitosamente ganó otro año de una actualización menor para su último teléfono, y cualquier traspié en el diseño o en las especificaciones haría que a los rivales les diera un ataque, dada la volubilidad de los compradores de smartphones que son obsesionados con la tecnología.  Nokia y su socio Microsoft primero revelarán su parte, con dos teléfonos lanzados a niveles medios y altos del mercado la semana próxima.

Estos serán recibidos por teléfonos de Motorola de Google que usan chips de Intel por primera vez, y de Sony, con su primera gama de Experia desde que Ericsson se marchó, como también los nuevos dispositivos de Huawei, ZTE, LG y HTC.

Samsung ya ha hecho su movimiento, introduciendo su celular de mejor venta Galaxy S3 en abril, en un evento suficientemente sufragado para rivalizar el lanzamiento de un iPhone, y el cual muestra totalmente las ambiciones de la compañía coreana.

Esta obtuvo muy buenos beneficios con el S3, que ahora es el teléfono por superar sin importar lo que las cortes de Estados Unidos puedan decir sobre las otras gamas de Samsung.

De hecho, aún el fallo de la corte parece lejos de ser un golpe de gracia en la actualidad: pasarían otros cuatro meses antes de que Samsung descubra si sus antiguos dispositivos necesitan ser impulsados.

Apple se puede esperar que afronte el reto de cualquier manera. Los analistas de CCS Insight ya pronostican que las ventas del nuevo iPhone serán de “decenas de millones” solamente en el próximo trimestre, haciéndolo el lanzamiento de producto más exitoso del grupo en lo que ellos llaman el “Smartphone christmas”.

En evidencia anecdótica, hay ya una larga lista de espera por el iPhone, mientras que algunos están esperando por el último Nokia, o de hecho, también esperan por los modelos de Sony o de HTC.

Así que la pregunta no es si Apple tendrá éxito, lo tendrá, y probablemente bastante espectacular, sino que si los otros puedan acaparar suficiente de la parte que queda del abarrotado mercado.

Sin embargo, este es otro lanzamiento  ya sea de éxito o fracaso para Nokia en particular, y no es probable que hayan muchas más oportunidades para esta estrategia de Windows o para la gerencia que lanzó sus cartas con Microsoft el año pasado.

El fallo de la corte de Estados Unidos fue positivo para Nokia, dada su propiedad de distintos diseños en una gran cartera de patentes, aunque este fue tal vez exagerado para la reacción del precio de las acciones. También, los operadores ahora pueden estar más dispuestos a empujar a Windows como un sistema operativo rival para el Android, o para contrabalancear el éxito de Apple.

Nokia cree que la versión actualizada de Windows 8 también será popular, ya que esta se extenderá a través de dispositivos complementarios tales como PCs y tablets este otoño. Las opiniones siguen siendo diversas, y los últimos teléfonos de Nokia fueron elegantes, pero nos decepcionaron con una torpe interfaz operativa.

Microsoft necesita producir un sistema tan amado como el iOS de Apple.

Pero, a pesar de la importancia a corto plazo de estos teléfonos, no habrá un rápido arreglo para el fabricante de celulares.

El apoyo de los operadores será clave en impulsar sus plataformas en general, y Nokia necesita recordar a la gente porqué amaban tanto su marca hace tan sólo unos pocos años atrás.

 En vez de su publicidad anónima enfocada en Windows del año pasado, Nokia y Microsoft necesitan crecer por encima de la cacofonía del marketing, especialmente cuando sus teléfonos no se espera que salgan a la venta hasta finales de octubre, después de lo último de Apple y Motorola. Los operadores hablan de un empuje mercadológico “sin precedentes” que será respaldado por ambas compañías.

Nokia podría dominar las ventas de teléfonos de Windows, pero la plataforma es posible que ascienda a sólo un 5% de todas las ventas de smartphones, dicen los analistas. Y así, contra toda intuición, Nokia también necesita grandes teléfonos Windows de la talla de HTC y Huawei, a fines de crear un mercado más grande con el tiempo, incluso aunque no fuera suficiente para minar el dominio de Samsung y de Apple este otoño.  

Las claves

1.  Apple

Necesitará continuar su victoria de la patente contra Samsung en la corte de Estados Unidos que tuvo lugar la semana pasada, con un movimiento decisivo hacia adelante con su último iPhone.

 2.  Los nuevos teléfonos 

 Cualquier traspié en el diseño  de los nuevos teléfonos  haría que a los rivales les diera un ataque, dada la volubilidad de los compradores de smartphones.

3.  Samsung

Ya ha hecho su movimiento, introduciendo su celular de mejor venta Galaxy S3 en abril.

Señales de reactivación inmobiliaria en Estados Unidos

Robin Harding y Anjli Raval

Los precios inmobiliarios en Estados Unidos  mostraron su primer aumento anual en aproximadamente dos años en un momento en que crece la evidencia de que el mercado de viviendas está finalmente en un rebote.

El índice S&P/Case-Shiller de precios de viviendas mostró que los precios subieron  1.2% en el segundo trimestre comparado con un año antes. Este fue el primer aumento desde un efímero rebote en  2010.

Los altos precios de las viviendas podrían impulsar la recuperación económica, pero el efecto es improbable que llegue lo suficientemente rápido para ayudar a Barack Obama, con su oponente Mitt Romney que está fijado a usar la convención republicana para atacar el historial económico del presidente.   

Más evidencia de los vientos contrarios contra la recuperación económica llegó cuando la confianza del consumidor cayó en su mayor medida en 10 meses, con las familias menos optimistas respecto sus proyecciones de empleo y salario.

El índice del Consejo de Conferencia disminuyó hasta 60.6 en agosto, desde 65.4 el mes antes. Estuvo muy por debajo de los pronósticos de 66. El 4.8% de declive fue el más bajo desde octubre de 2011.  A pesar de que algunos fundamentos, como los precios de las viviendas y la disponibilidad crediticia, están mejorando, la economía está restringida por una montaña de deuda, así como por la próxima proyección de recortes de gasto público o aumentos de impuestos, y por la profunda incertidumbre que reina a causa de la crisis en la eurozona.    

VERSIÓN AL ESPAÑOL DE ROSANNA CAPELLA