FINANCIAL TIMES
Preocupa a Colombia compra de armas
de Venezuela

http://hoy.com.do/image/article/280/460x390/0/0A3F60DF-9DF2-491E-918D-2A1394454D45.jpeg

POR ANDY WEBB-VIDAL
Aumentan las preocupaciones en Colombia por lo que se está considerando una creciente amenaza militar de la vecina Venezuela, mientras el presidente Hugo Chávez acelera un programa de obtención de armamentos.

Los legisladores colombianos convocaron a los ministros de Defensa y Relaciones Exteriores del presidente Álvaro Uribe para que se presenten ante el Congreso en los próximos días para ser interrogados sobre los riesgos que plantean el incremento de armas en Venezuela.

A finales de su visita a Moscú la semana pasada, el señor Chávez dijo que su gobierno recibiría 40 helicópteros de Rusia y acordó comprar 100,000 fusiles semi-automáticos.

Se espera que la medida sea seguida por la adquisición de Venezuela de una flota del modelo más avanzado del avión de combate MIG-29. Informes en las últimas semanas indican que el señor Chávez quiere comprar unos 50 aviones MIG-29 SMT.

El incremento del armamento por parte de Venezuela preocupa al derechista señor Uribe y sus fuerzas armadas, que están envueltos en una campaña para derrotar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el mayor grupo insurgente armado del país. El Ejército de Colombia está respaldado fuertemente por EEUU y sus tropas están más curtidas en el combate que las de Venezuela. Sin embargo, el ejército colombiano rechazaría desviar valiosos recursos de su campaña de contra-insurgencia para acelerar su defensa nacional ante lo que se percibe como una amenaza de Venezuela.

Los analistas colombianos dicen que mientras que la adquisición de helicópteros por parte de Venezuela es, en teoría, digerible, la compra eventual de 50 aviones MIG-29 es otra cosa.

 “En principio, Colombia le ha exigido al señor Chávez una mayor protección de la frontera, y los helicópteros gradualmente pudieran facilitar una mayor vigilancia”, dijo Alfredo Rangel, un analista de defensa radicado en Bogotá. “Pero los MIG-29 constituirían una gran preocupación. Su adquisición se vería virtualmente como un gesto hostil hacia Colombia”.

El señor Chávez, un izquierdista ex-oficial del ejército cuyo gobierno ha enfrentado una fuerte oposición durante gran parte de los últimos seis años, dijo que los nuevos armamentos eran defensivos. “Venezuela no va a atacar a nadie”, dijo.

Desde que un golpe de Estado lo derrocara fugazmente en abril de 2002, el señor Chávez ha insistido en que estuvo planeado por el gobierno del presidente George W. Bush, y que él tiene que recomponer la seguridad nacional para evitar nuevos intentos por sacarlo del poder.

La semana pasada, la Agencia Central de Inteligencia desclasificó documentos que muestran que la agencia tenía ciertos conocimientos de un inminente intento de golpe.

El señor Chávez designó cientos de oficiales militares a puestos gubernamentales tradicionalmente ocupados por civiles, y algunos críticos dicen que su estilo de gobierno se parece cada vez más a un líder guerrerista.

Venezuela es el quinto exportador mundial de petróleo, y los altos precios del crudo le han permitido al señor Chávez engrosar un arca financiero que le permite incrementar el gasto en la defensa.

Venezuela cuenta con cerca de 20 “jets” F-16 producidos en EEUU, y fue el primer país de América Latina en adquirir lo que se vio entonces como la principal nave aérea de combate. Hoy, la mayor parte de ellos no funciona.

TRADUCCION: IVAN PEREZ CARRION