FINANCIAL TIMES
Presidente  Banco Mundial dice a donantes que Haití necesita aportes a muy  largo plazo

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/D938E133-5F8D-449A-AAA7-C32EA01C6F85.jpeg

Krishna Guhain y S. Donnan
Washington y Londres.
Los donantes internacionales necesitan comenzar a prepararse para el desafío a largo plazo de reconstrucción de Haití aunque ellos logren aumentar la ayuda de emergencia a corto plazo, dijo a Financial Times Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial.

En una entrevista,  Zoellick dijo, que era esencial asegurar que “cuando las cámaras abandonen a los donantes no se vayan junto con ellos”.

“Haití tiene algunos de los peores indicadores de desarrollo humano en el mundo”, aún antes de la crisis, y Zoellick dijo que había la oportunidad de reconstruir el país en una forma que lo pusiera en vías del desarrollo.

“El objetivo sería codiciar la oportunidad de reconstruirlo mejor de lo que era”, dijo el presidente del Banco Mundial.

La experiencia en Afganistán y en Aceh, Indonesia, luego del tsunami del Océano Índico del 2004 resalta la importancia crítica de que los donantes estén dispuestos a reunir recursos a largo plazo y a apoyar al gobierno anfitrión más que dejarlo sólo con proyectos patrióticos.

El jefe del Banco Mundial manifestó que la prioridad inmediata era “salvar vidas” con alimento, agua, refugio y suministros médicos, antes que la reconstrucción.

Pero la ayuda humanitaria inicial pronto necesitaría ser convertida en un esfuerzo de reconstrucción y los oficiales bancarios están ya escaneando imágenes satelitales y de vigilancia aérea en un esfuerzo por conseguir una evaluación de los daños.

Mientras las donaciones internacionales para construir infraestructura e instituciones en funcionamiento en Afganistán han sido el objeto de amplia crítica, la reconstrucción de Aceh, donde algunas 160,000 personas fueron arrasadas por el tsunami, es vista como un modelo para cómo manejar este tipo de situaciones.

La extensión total de daños en Haití permanece indefinida y los cálculos detallados están justo de camino. Pero la reconstrucción de Puerto Príncipe, la capital, y de otras áreas afectadas, es posible que tome años y billones de dólares de ayuda internacional.

En Aceh, un esfuerzo de reconstrucción de 6.7 millardos de dolares (€ equivalente a 4.7 millardos de euros, 4 millardos de libras esterlinas) está todavía de camino cinco años después del desastre, con un proyecto financiado por Estados Unidos que asciende a 240 millones de dólares, el cual debe ser completado hasta el año próximo.

Como hizo después del tsunami, que se estableció un fondo de 700 millones de dolares para la reconstrucción de Aceh, el banco planea establecer un fondo de fideicomiso de multidonantes, posiblemente en conjunción con otras agencias internacionales, para actuar como el vehículo de recaudación. Pero  Zoellick se rehúsa a especular sobre cuánto dinero este puede buscar frente a un cálculo total de las necesidades del país.

Los proyectos de reconstrucción prematuros pueden incluir programas de “alimento por trabajo” para arreglar y restaurar los caminos, más agrandar el programa comunitario existente y los programas de reforestación, resaltó  Zoellick.

Más adelante, el presidente del Banco Mundial agregó  que había la oportunidad de reconstruir a Haití en formas que beneficiarían la población más que simplemente retornar al estatus quo.

“Deseamos enfatizar aprender del pasado mientras se reconstruye para el futuro”,  expresó.

Así como también la mejora de la infraestructura básica, agregó  Zoellick, que el esfuerzo de reconstrucción puede incrementar la integración del país con la economía global.

Las cifras

6.7 millardos de dolares.  Es el dinero para reconstrucción de Aceh, pero sin embargos estos recursos están todavía de camino cinco años después del desastre.

240 millones de dólares.  Es el financiamiento de este proyecto sustentado por Etados Unidos.

Oficiales ONU perciben mejoría en manejo de ayuda  a Haití

Se ha prometido más de un cuarto de los US$343 millones

Andrew Jack

New York. Con cientos de millones de dólares en efectivo y asistencia prometidos por diferentes compañías y el público en general durante la semana pasada para manejar las secuelas del terremoto, los oficiales de las Naciones Unidas creen que los esfuerzos para mejorar el manejo de las donaciones han sido pagados.

Las organizaciones y el público han prometido más de un cuarto de los US$343 millones provistos en los días pasados, y casi un quinto de los US$873 millones en promesas adicionales que todavía tienen que recibirse.

Cinco años atrás, a consecuencia del tsunami del Océano Índico, las agencias de ayuda expresaron amplia preocupación acerca de la pobre coordinación entre los donantes, con mucha duplicidad y donaciones en especie inapropiadas, que hacían perder el tiempo de empleados que trabajaban bajo fuerte presión manejando los arreglos en Asia.

Christelle Loupforest, oficial de relaciones externas y de donación en la oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en New York, dijo: “Ha habido un gran cambio, en parte a causa de nuestro trabajo con la comunidad empresarial desde el tsunami, cuando tuvimos todo tipo de ofertas extrañas, como por ejemplo compañías ofreciendo productos que usaban tecnología que aún no había sido probada”.

El mensaje que ella y sus colegas han emitido desde entonces ha sido para las compañías, como también para individuos y organizaciones sociales, primeramente para que den efectivo antes que productos.

Ella también  subraya la importancia de desarrollar sociedades a largo plazo con entidades benéficas, las cuales pueden entonces formar la base para grandes contribuciones en el momento de una emergencia tal como la de Haití.

Tomó  casi cinco años pelear su camino a través de la burocracia, pero el viernes pasado las Naciones Unidas lanzaron un servicio en línea para los donantes corporativos para desastres, manejado por Global Hand, la organización sin fines de lucro, y UN Global Compact (www.business.un.org).

Desde entonces se han recibido más de 8,000 entradas, y llega a un número de actualización de discusiones. Las ofertas no asumidas por las N.U. para Haití son automáticamente circuladas a 400 organizaciones no gubernamentales para uso de sus propias solicitudes para otras causas.

Muchas de las más grandes compañías ya tienen fuertes vínculos directos con las N.U. y han hecho promesas directamente en logística de aeropuertos por parte de DHL; medicamentos provenientes de compañías farmacéuticas; y generadores de energía solar por parte de Google.

Christelle Loupfores

Ha habido un gran cambio, en parte a causa de nuestro trabajo  desde el tsunami, cuando tuvimos todo tipo de ofertas extrañas, como compañías ofreciendo productos que usaban tecnología que aún no había sido probada”.

VERSIÓN AL ESPAÑOL DE  ROSANNA CAPELLA