Finjus insiste en que se apruebe la reforma al Código Penal

Dr. Servio Tulio Castaños,  Henry Meran, Encuentro. La Finjus organizó una mesa redonda sobre "Seguridad y Justicia: Recto Necesidad de un código penal moderno para enfrentar la inseguridad ciudadana en Hotel esta Ciudad Santo Domingo Rep. Dom. 5 de junio del 2019. Foto Pedro Sosa
Dr. Servio Tulio Castaños, Henry Meran, Encuentro. La Finjus organizó una mesa redonda sobre "Seguridad y Justicia: Recto Necesidad de un código penal moderno para enfrentar la inseguridad ciudadana en Hotel esta Ciudad Santo Domingo Rep. Dom. 5 de junio del 2019. Foto Pedro Sosa

La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) insistió ayer en la urgencia de que se apruebe la reforma al Código Penal ante “un importante grupo de delitos y crímenes que no están tipificados”.
Su vicepresidente ejecutivo, Servio Tulio Castaños Guzmán, precisó que en el Congreso se discuten 42 clases de delitos que no están tipificados en el actual Código Penal, tal es el caso de los llamados secuestros exprés, las estafas en negocios piramidales, el sicariato y el uso del ácido del diablo.
“Un nuevo código no va a resolver el problema de la inseguridad, pero es una herramienta esencial de toda política criminal”, señaló el jurista.
Indicó que, a pesar de que Finjus apoya la despenalización del aborto en las tres causales, están dispuestos a que se apruebe la reforma al código sin dicha despenalización y que luego, si es necesario, sea introducida mediante una ley especial.
Hay que segregarlo. Al respecto, el especialista en derecho penal Eric Raful recordó que el proyecto de la Ley General de Salud (No. 42-01) estuvo sujeto a cuatro años de debate por la cuestión de la despenalización del aborto, lo que al final obligó a aprobar el proyecto sin ella.
“Si no se hubiese segregado ese tema, no hubiese Ley 42-01. Fue necesario segregar ese tema para que el país tuviera una norma sanitaria”, apuntó.
El abogado señaló, además, que en 30 años que tiene ejerciendo el derecho penal nunca se ha encontrado un caso de aborto, por lo que no comprende por qué el cambio en la legislación penal está paralizada por el debate de las tres causales.