Finjus llama adecuar a la Constitución la Ley Electoral

País - Misa de la Oficina Nacional de la Defensa Pública, con motivo del día del Defensor Publico. Eucaristía realizada en el Convento de los Dominicos, y contó con la presencia del Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa, y del Secretario General de la FINJUS, Servio Tulio Castaño.
Ariel Díaz-Alejo / Periódico Hoy / 21 de diciembre del 2010.

La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) reiteró ayer la pertinencia de adecuar a los principios constitucionales la nueva Ley 15-19 orgánica de Régimen Electoral, afirmó que “no contempló de manera expresa la eliminación de la modalidad del arrastre”.
Indicó que el Régimen Electoral acoge de manera íntegra lo establecido en la Ley 157-13 sobre voto preferencial, al indicar en su artículo 267 que para la designación de escaños se utilizará el sistema diseñado por esta normativa.
“Si bien la Ley 15-19 refiere en su artículo 92 una diferenciación conceptual entre los niveles de elección de los senadores y diputados, entendiéndolos separados, no fue lo suficientemente expresa para derogar el contenido del párrafo que acompaña el artículo 2 en la Ley 157-13, que indica que la decisión del elector de marcar su candidato a diputado de preferencia implica un voto favoreciendo al partido y por ende al candidato a senador del mismo”, enfatizó Finjus.
Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente ejecutivo de la entidad, dijo que la modalidad del arrastre produce una alteración progresiva de la voluntad de los electores que va en desmedro del fortalecimiento del sistema democrático, debido a que cuando el elector vota por el candidato a diputado de su preferencia, de forma inmediata ese voto se le computa al candidato a senador del partido, independientemente de la simpatía del votante por este último.
Recordó que la idea de la reforma al régimen electoral debe siempre mantenerse orientada a garantizar el fortalecimiento del Estado social y democrático de derecho y, con ello, la capacidad de sus instituciones y la expresión nítida de la voluntad popular.
Señaló que lo que la sociedad esperaba del nuevo régimen electoral era una modificación que en forma expresa eliminara el arrastre, y el diseño de una boleta electoral separada.
1. Lo esperado no fue
La Finjus expresó que lo que la sociedad esperaba era una modificación que en forma expresa eliminara el arrastre, y el diseño de una boleta electoral separada para que eso fuera reflejado al momento de las elecciones, la composición bicameral del Congreso en atención al principio de separación de funciones entre ambas cámaras.

2. Otro gallo canta
La entidad, sin embargo, dijo en un documento que lo aprobado no parece ir en esa dirección, pues además de incluir el sistema de designación de escaños de la Ley 157-13, los artículos 268 y siguientes señalan que habrá una “boleta del nivel congresional”.