Finjus saluda informe PNUD

POR GERMAN MARTE
El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), Servio Tulio Castaños Guzmán, saludó ayer el informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre la necesidad de producir cambios y distribuir mejor la riqueza a fin de evitar brotes violentos a consecuencia de la inacción o la indiferencia.

Dijo que el informe presentado por el PNUD es un documento valioso que deberá ser una lectura obligada y servir de referencia a todo el que quiera saber cuál es la situación real de la República Dominicana y puede incluso servir como hipótesis de trabajo a la propuesta que hizo el presidente Leonel Fernández de que se firmara un contrato social.

“Yo creo que ese podría ser el documento que serviría como hipótesis de trabajo como para poder ponernos de acuerdos los diferentes sectores de la vida nacional”, sostuvo Castaños Guzmán.

Manifestó que problemas como la delincuencia y la violencia, por ejemplo, tienen sus bases en el narcotráfico, la corrupción y la desigualdad social imperante.

Evidentemente, dijo, en el país hemos tenido un crecimiento, pero la evolución que debió llevar la nación, no va acorde con ese crecimiento y esa evolución que en muchos casos se convierte en involución, se refleja en la debilidad de las instituciones y la falta de educación de una parte de la clase política, de una parte del empresariado nacional y de una parte de los ciudadanos.

Castaños Guzmán ofreció sus consideraciones  tras participar en la Mesa Redonda sobre Transparencia y Gobernabilidad organizada por Finjus con la participación del director general de Impuestos Internos, Juan Guzmán, sectores del empresariado y representantes de la sociedad civil.

En su informe, el PNUD plantea que en países con grandes desigualdades sociales, como la República Dominicana, es mejor producir un cambio en paz y distribuir mejor la riqueza, a generar  un cambio violento y sangriento como consecuencia de la inacción  o indiferencia.