Finjus  urge  Estado y sociedad enfrenten inseguridad y crimen

http://hoy.com.do/image/article/479/460x390/0/66625F5C-F6EE-46F1-BC54-E01144DAD1C9.jpeg

La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) urgió ayer la integración del Estado y la sociedad para enfrentar, de manera conjunta y coordinada, el deterioro de la seguridad ciudadana y el aumento del crimen organizado.

 Mediante un documento que firma su vicepresidente ejecutivo, doctor Servio Tulio Castaños Guzmán, la Finjus propone la depuración y profesionalización de la Policía Nacional, dotándola de recursos técnicos, humanos y financieros para que tenga éxito en su labor preventiva y de persecución del crimen.

Infiltración.   Resalta que los recientes sucesos en esta materia requieren que el Estado reaccione con todo el peso de la ley contra las infiltraciones del crimen organizado en instituciones públicas y, de manera particular, en los organismos de seguridad, las Fuerzas Armadas, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Policía.

 “El Estado debe encaminarse a desarticular todas las redes de apoyo que se han creado al interior de los organismos estatales, que dan soporte, pasan informaciones o simplemente descuidan sus responsabilidades, para facilitar la entronización del crimen organizado”, plantea la Finjus.

Señala que el éxito o fracaso de las políticas y programas de seguridad  son responsabilidad inmediata del Estado y su conjunto, “a quienes compete rendir cuentas a la sociedad, exigiendo que todos sus funcionarios y representantes cumplan con el mandato de la Constitución y las leyes de forma transparente y responsable”.

La entidad advierte que la seguridad ciudadana constituye un elemento indispensable de la seguridad jurídica y el clima de inversiones que se requieren para el desarrollo nacional.

Narco y corrupción.   La Finjus estima que la inseguridad es el producto de varios factores,  sobre todo del auge del narcotráfico transnacional y del microtráfico, el cual, sostiene, corroe barrios y campos.

 Cita también el consumo de alcohol y el porte y uso de armas de fuego, así como fenómenos sociales complejos como la desintegración familiar, la crisis educativa, el desempleo y el auge de antivalores ligados al enriquecimiento ilícito y el crimen organizado.

Política criminal

La Finjus  entiende que se impone la definición de una verdadera política criminal, que implique respuestas extrapenales o preventivas, tales como programas de educación, empleo, estimulación y, entre otros, de resolución de conflictos a nivel barrial.

Expresa que la Procuraduría General de la República deberá asumir su responsabilidad de dirigir la política criminal.

Armas de fuego

La entidad considera urgente la disminución de las armas de fuego en manos de particulares.

Expresa que es alarmante la cantidad de revólveres, pistolas y otras armas mortíferas en manos de la población.