Fiona: Recomendaciones para realizar la limpieza después de un desastre

Fiona: Recomendaciones para realizar la limpieza después de un desastre

Limpieza de casa. Fuente externa,

Luego del paso de un fenómeno meteorológico viene el proceso de limpieza de las casas que fueron afectadas de uno u otro modo. Incluso, en algunos casos, hay personas que deciden realizar una limpieza profunda aunque su vivienda no sufriera ningún daño.

Independientemente de cuál sea su situación, a continuación algunas recomendaciones de limpieza para luego de un desastre natural que da el CDC, a propósito del paso del huracán Fiona por el país.

  • Limpie y seque su casa rápidamente después de la tormenta o inundación; si es posible, dentro de las siguientes 24 a 48 horas.
  • Ventile la casa abriendo puertas y ventanas. Use ventiladores para secar las áreas mojadas.
  • Retire y deseche todo lo que no se pueda lavar o secar rápidamente (como colchones, alfombras, almohadillado de alfombras, tapetes, muebles tapizados, cosméticos, animales de peluche, juguetes de bebés, almohadas, artículos de gomaespuma, libros, revestimientos de muros y paredes y productos de papel).
  • Retire y deseche los paneles de yeso y el material de aislamiento contaminados con aguas negras o de inundación.
  • Limpie a fondo todos los objetos y superficies que estén mojados con agua caliente y detergente para lavar ropa o platos. Por ejemplo, querrá limpiar todo tipo de pisos, concreto, molduras, muebles metálicos y de madera, mesones, aparatos eléctricos de cocina, lavaplatos, lavamanos y otras instalaciones de plomería.
  • Arregle las goteras en el techo, las filtraciones de agua en las paredes o tuberías tan pronto como pueda.

No se olvide del moho

  • Nunca utilice cloro en espacios cerrados. Primero abra puertas y ventanas.
  • Póngase guantes de goma.
  • Para preparar el producto de limpieza, mezcle 1 taza de cloro de uso doméstico con 1 galón de agua.
  • Limpie todo lo que tenga moho.

Puedes leer también: Del COVID a «Fiona»: la lista de las crisis a dos años de Gobierno

Tenga cuidado con el agua de las inundaciones

  • El agua de inundaciones puede contener bacterias peligrosas provenientes de las aguas residuales y los desechos agrícolas e industriales. Si bien el contacto de la piel con el agua de las inundaciones no presenta en sí un riesgo grave para la salud, comer o beber cualquier cosa que esté contaminada con esas aguas puede causar enfermedades.
  • Si tiene algún corte o llaga abierta que estará expuesta al agua de la inundación, manténgala lo más limpia posible, lavándola con agua y jabón y colocándose una pomada antibiótica para prevenir las infecciones.
  • Para reducir los riesgos asociados con el frío cuando trabaje en agua que esté a una temperatura de menos de 75 oF (24 oC), use ropa y botas de goma con protección térmica, tome descansos frecuentes fuera del agua y póngase ropa seca cuando pueda.

Lávese

  • Lávese con agua y jabón una vez que haya terminado de limpiar.
  • Si hay una advertencia de que se debe hervir el agua:
    • use agua hervida durante 1 minuto (espere a que el agua se enfríe antes de lavarse); o
    • para la higiene personal, use agua que haya sido desinfectada:
      • Use cloro líquido, sin aroma, de uso doméstico al 5%-6%, agregue un poco menos de 1/8 de cucharadita (8 gotas o alrededor de 0.5 mililitros) por galón de agua clara. Revuelva bien el agua y déjela reposar durante 30 minutos antes de usarla. Si el agua está turbia, agregue un poco menos de ¼ de cucharadita (16 gotas o alrededor de 1 mililitro) por galón de agua.
  • Si tiene algún corte o llaga abierta que haya estado expuesta al agua de la inundación, lávela con agua y jabón y cúbrala con una pomada antibiótica para prevenir que se infecte.
  • Busque atención médica inmediata si se lesiona o enferma.
  • Lave con agua caliente y detergente toda la ropa que haya usado durante la limpieza. Esta ropa debe lavarse por separado, ni con otra ropa ni con la ropa de cama no contaminadas.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas