Firma con el FMI requiere de nuevos ajustes

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/8DF2DB34-8993-439F-B632-2EDC1EFA1BCC.jpeg

Las medidas impositivas identificadas hasta ahora no son suficientes para cumplir con los requerimientos de los del Fondo Monetario Internacional (FMI) para restablecer el acuerdo stand by, trascendió ayer.

Se explicó que la situación es complicada porque la realidad económica del país parece indicar que la economía no soporta más medidas impositivas y se ha descartado un recorte significativo del gasto público.

“Ni siquiera con la aprobación del cuestionado recargo cambiario del 5 por ciento a las exportaciones y del recargo del 2 por ciento a las importaciones, los recursos recaudados cubrirían el programa financiero que cumpla las exigencias del FMI”, se explicó.

Se advirtió que la solución al problema financiero del gobierno se ha complicado por el costo fiscal de la compra de las acciones de Unión Fenosa en Edenorte y Edesur.

“Esa operación tendrá un costo fiscal enorme, que será muy dolorosa para la población”, explicó la fuente consultada.

Cuando el FMI decidió suspender la aplicación del programa stand by acordado con la República Dominicana hasta tanto determinara su impacto fiscal del acuerdo del gobierno con Unión Fenosa, el gobierno minimizó las implicaciones que tendría esa operación en el manejo de las finanzas públicas.

Entonces, se decidió crear un equipo de expertos internacionales independientes para que evaluara el impacto fiscal de la operación, y el resultado que arrojó esta evaluación es el de que la operación iba a afectar de manera significativa el desenvolvimiento de las finanzas públicas.

“Quienes vendieron la idea de que esa operación no iba a tener costo fiscal alguno cometieron un error. Se ha determinado que el impacto fiscal es significativo y será doloroso para la población”, se explicó.

El problema fiscal es de tal magnitud, según se explicó, que la fuente consultada con cree que sea posible un acuerdo con el FMI sin aumentar la tarifa eléctrica, aunque el Presidente Hipólito Mejía ha afirmado que no firmaría una medida para incrementar el precio del kilovatio hora.

La misión negociadora del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó 10 días de discusiones con el gobierno.

Se elaboraron diferentes escenarios, que han sido dejados al gobierno para que aplique las medidas que permitan cubrir el programa que sería acordado.

A principios de diciembre la misión del FMI vuelve al país para entonces buscar un acuerdo con el gobierno en base a los diferentes escenarios establecidos y a las medidas que aplicaría el gobierno para restablecer el acuerdo con el organismo internacional.