Firman acuerdo para mejorar condiciones de vida regantes San Rafael de Yuma

http://hoy.com.do/image/article/328/460x390/0/583A71BF-4B7E-4D24-85FE-9889E92FAC70.jpeg

El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Asociación de Regantes de San Rafael de Yuma suscribieron un acuerdo preliminar para la ejecución de un proyecto encaminado a mejorar las condiciones de vida de los productores que integran la organización de usuarios de riego.

La iniciativa persigue que la asociación establezca un modelo de autogestión sostenible que mejore la productividad y la calidad de la producción entre los miembros y apoye la vinculación al mercado de los productos agrícolas dirigidos al turismo.

El documento fue rubricado por el director ejecutivo del INDRHI, ingeniero Frank Rodríguez; Gabriela Torres, jefa de la misión del BID, y Matías Rosario, presidente de la asociación de regantes.

Para la ejecución del proyecto “Reducción de la pobreza promoviendo acceso a mercados y autogestión para pequeños agricultores”, el BID aportará 300 mil dólares provenientes del Fondo Coreano para la Reducción de la Pobreza; la contrapartida nacional, de 100 mil dólares, será provista por el INDRHI. Su ejecución se extenderá por 36 meses.

Previo a la firma del convenio, la misión del BID integrada, además de Torres, por Weon-Kyoung Jo, Nancy Jesurun-Clements y Armando Godínez, visitó la zona de influencia del proyecto y a productores de la asociación en sus parcelas, y efectuó reuniones con los directivos de la asociación. En una de esas jornadas también participó la directora ejecutiva de la Asociación de Hoteles La Romana-Bayahibe, Lisette Gil, atendiendo a que un componente del proyecto es su vinculación con el turismo en la región este.

El INDRHI, a través del Proyecto de Riego Baiguá, desarrolla una reconversión productiva con la finalidad de que los miembros de la Junta de Regantes San Rafael de Yuma orienten su producción a rubros que demandan los hoteles localizados en ese destino.

Esa iniciativa, que no sólo contribuye a mejorar la calidad de vida de sus beneficiarios, sino que impacta en la economía del municipio y de la región, será fortalecida con un nuevo financiamiento no reembolsable.

Aspectos a fortalecer

El proyecto “Reducción de la pobreza promoviendo acceso a mercados y autogestión para pequeños agricultores” incluirá los componentes de productividad y calidad de la producción; vinculación al mercado, procesos asociativos y fortalecimiento institucional, así como manejo de crédito.

Respecto al primer aspecto, el documento rubricado especifica que la asistencia consistirá en apoyar a la asociación a definir una estrategia y un programa de capacitación y asistencia técnica de la producción y la comercialización.

En lo relativo a la vinculación al mercado, se precisa que será el componente de mayor énfasis en el proyecto, y apoyará actividades tales como manejo post-cosecha, aspectos de empaque, clasificación y cumplimiento de estándares de calidad para la venta de la producción.

En el componente de fortalecimiento institucional, apoyará actividades relativas a mejora de la gestión de la asociación, promoción de la participación de los asociados y cumplimiento del pago de tarifas por consumo de agua.

Y en el manejo de crédito, desarrollará actividades referentes al establecimiento de una política de crédito que le permita administrar los recursos provenientes de una línea de crédito aprobada por el Banco Agrícola para el desarrollo del proyecto de riego Baiguá. Los resultados de la ejecución del proyecto serán medidos en términos del incremento de los ingresos netos generados a través del mismo, de la incorporación de 22 mil tareas a la producción agrícola, del aumento de la productividad por hectárea hasta en 100 por ciento para los productos del proyecto, y de la integración de la asociación en la cadena de proveedores de alimentos para el turismo en la región.

También, del aumento de 25 por ciento en la eficiencia de aplicación de agua de los sistemas de riego, de la mejora en aspectos institucionales y gobernabilidad y de la generación de un modelo autogestionario sostenible con posibilidades de que sea replicado por otras asociaciones.