Fiscal Peguero Hernández niega
haya aumento de la corrupción

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/95254787-D637-40F2-8103-5D4673FC94A2.jpeg

POR GERMAN MARTE
En el país no se ha incrementado la corrupción en el sector público como alegan sectores de la sociedad, incluidos funcionarios del propio gobierno, afirmó el fiscal del Distrito Nacional, quien aseguró que las leyes que se han aprobado desde hace más de un año son muy rigurosas.

A juicio del doctor José Manuel Hernández Peguero, las leyes sobre contratación y compra de servicios y bienes “son tan rigurosas que para robar ahora hay que tener mucha creatividad”.

 “Yo quisiera que alguien me dijera cómo se mide la corrupción gubernamental, si alguien tiene una forma de poder establecer si hay más o menos”, expresó.

Dijo que todo miembro del Ministerio Público que tenga conocimiento de un acto ilícito tiene que perseguirlo, y no limitarse a lamentar si se está persiguiendo o no a quienes comenten delitos.

El fiscal habló en esos términos al ser preguntado sobre recientes declaraciones del Director del Departamento de Prevención de la Corrupción Administrativa, Octavio Líster, quien afirmó que en el país los índices de corrupción eran muy altos y visibles.

“Yo no tengo la forma de medir si se está robando más o menos. Lo que yo les puedo decir es que existe la voluntad institucional” para combatir la corrupción, expresó Hernández Peguero.

Indicó que en el ánimo de combatir la corrupción gubernamental están también los legisladores y el Poder Judicial y en cada dependencia se están tomando medidas tendentes a reducir ese flagelo. El fiscal del Distrito Nacional retó a cualquier ciudadano a que le diga que acto ilícito no ha sido perseguido, “porque de lo que se trata es de percepciones, de un decir”.

“¿Pero cómo se mide, cómo se identifica? Es lo que yo quiero saber”, expresó el funcionario.

Dijo que ahora más que nunca existen instrumentos para enfrentar la corrupción, como son las cotizaciones obligatorias antes de hacer una compra para una dependencia pública.

Manifestó que el Estado está obligado a ser cada vez más transparente y aseguró que nunca nadie lo ha llamado para decirle que no persiga a alguien implicado en hechos de corrupción.