Fiscalía confisca apartamento  Cabarete

La Fiscalía del Distrito Nacional allanó y confiscó un apartamento de lujo  en  Cabarete, Puerto Plata, valorado en más de medio millón de dólares, propiedad del narcotraficante y fugitivo José D. Figueroa Agosto, el cual está registrado a nombre de Mary Peláez Frappier.

El fiscal Alejandro Moscoso Segarra afirmó que Peláez Frappier se ha prestado como testaferro del narcotraficante, por lo que es  investigada por vinculación con lavado de activos.

Dijo que   recurrirá la decisión del juez de la Segunda Sala Penal del Distrito Nacional, Felipe Molina, de acoger el recurso de amparo interpuesto por leláez Frappier, mediante el cual consiguió la devolución de una vivienda que le fue incautada en el sector Arroyo Hondo.

El apartamento de Cabarete es el  número 1132 del complejo turístico Ocean One, localizado por la Fiscalía del Distrito Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), que secuestraron el inmueble en virtud de lo establecido en el artículo 188 del Código Procesal Penal.

Moscoso Segarra reveló que el precio de  la residencia de Arroyo Hondo y el del  apartamento incautado en Cabarete suman más  de un millón y medio de dólares. Advirtió que probaran esta afirmación en su debido momento.

Dijo que el apartamento incautado el domingo  en  Cabarete  es de Figueroa Agosto,  señalado como el propietario de los US$4.6 millones decomisados  dentro de una yipeta, estacionada en el parqueo de uno de los dos apartamentos incautados a la  fugitiva Sobeida Félix Morel. Por este caso está preso el  esposo de Sobeida,  Eddy Antonio Brito Martínez.

La clave

Las  Peláez salen al frente

 Mary Pelaéz Frappier y sus hermanas contraacusaron ayer a la Fiscalía del Distrito Nacional de querer destruir el patrimonio de la familia, imputándole vínculos con el narcotraficante Figueroa Agosto. En una entrevista concedida al programa Con Freddy y Punto, Mary dijo que los inmuebles que se les atribuyen son propiedad de todos los miembros de la familia. Dijo que el Ministerio Público no tiene prueba que la incriminen en lavado de activos. Acusó a las autoridades de la Fiscalía de destruir su reputación “con un expediente entre comillas y un bombardeo de prensa amarilla”.