Fiscalía pide ir al fondo en caso de oficiales

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/E8D24822-5D4A-4C24-B1FF-F8ED0F9F3DF3.jpeg

POR TANIA HIDALGO
La Fiscalía pidió ayer a la Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Natividad Ramona de los Santos, que se convoque al juicio de fondo contra los oficiales militares y policiales, activos y retirados, implicados en el usufructo de vehículos robados, ya que se tienen pruebas suficientes que sustentan la acusación.

La jueza De los Santos rechazó un pedido de los abogados defensores que se invalidara la acusación porque el sometimiento se hizo luego de concluidos los plazos legales.

La audiencia se continuará hoy a partir de las diez de la mañana.

El fiscal Jhon Garrido presentó los cargos contra los 59 oficiales entre ellos, el ex jefe policial, Jaime Marte Martínez, y al director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), general Sigfrido Fernández Fadul. Han sido propuestos por las partes más de 300 testigos.

Al comenzar la audiencia, la jueza declaró en rebeldía al sargento mayor Alfredo Santana Mélido y ordenó que se le impida salir del país por no haber comparecido.

Entre los inculpados están también Ernesto Ovalles Concepción, Rene Eurípides Luna Pérez, Miguel Durán Delgado y Guarionex Agüero Encarnación, los generales activos Pedro Hernández Reynoso, Yuri Miguel Ruiz Villalona, Osvaldo Hernández de la Cruz, Valentín Rosado Vicioso, Simón Radhamés Guerrero Castillo, César Ares Guzmán, Antonio de la Cruz Fernández López, Rafael Almonte Morrobel, Frank Pichardo Manzano, el coronel Felipe Manuel Terrero García, el ex coronel Fausto Tiburcio Batista y el coronel Ramón Girón Alcántara.

Los abogados de la defensa Jorge Eligio Méndez, Carlos Balcácer, Leopoldo Francisco Núñez, Manuel Conde y Norberto Rondón alegaron que el tribunal debía declarar extinguida la acción penal contra los imputados ya que la acusación no fue presentada en tiempo hábil. Esto originó un debate de varias horas.

Los abogados alegaron que las investigaciones se iniciaron el 23 de marzo del 2004 y que la acusación fue presentada el 6 de abril del 2005, es decir casi un año después, por lo que se violó el plazo de los seis meses que establece el Código Procesal Penal.

Los abogados defensores pidieron a la jueza interrogar como testigo de descargo al general retirado Rafael Bencosme Candelier quien participó en las investigaciones que hizo una junta de oficiales que elaboró un informe preliminar.

En el interrogatorio, en el cual le fueron formuladas unas tres preguntas, el ex oficial confirmó que las investigaciones se iniciaron en septiembre del 2004 y que en ellas participó un procurador adjunto.

Asimismo, los defensores pidieron a la jueza declarar el proceso perentorio y, por ende, que se emita un no ha lugar.

La fiscalía pidió rechazar todos los argumentos de la defensa, lo que fue acogido por la jueza De los Santos cuando cerca de las 7:00 de la noche se pronunció sobre el incidente. Su rechazo se amparó en el artículo 150 del Código Procesal Penal y consideró que la acusación fue presentada en tiempo hábil ya que el plazo cuenta desde la imposición de medidas de coerción.

El grupo de oficiales activos y retirados está acusado de prevaricación, desfalco, asociación de malhechores, abuso de confianza, violación a la ley de Transito de Vehículos de Motor y a la Ley de la Policía, así como al código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

EN REBELDÍA

Luego de declarar en rebeldía al sargento mayor Santana Melido, tras acoger un pedimento de la Fiscalía del Distrito Nacional, la jueza pidió además que los datos personales del imputado sean publicados en los medios de comunicación para su búsqueda y arresto.

FLACO SERVICIO

El ex jefe policial, Marte Martínez dijo sentirse molesto con que la Policía sea enjuiciada en el proceso que se sigue a los 59 oficiales activos y retirados, porque ese cuerpo es el garante de la seguridad del Estado.

“Esas acusaciones constituyen un flaco servicio a la seguridad del país”, dijo.

Negó que hubiera autorizado el uso de vehículos robados y recuperados pero que nunca fueron devueltos a sus dueños.

Emplazó a cualquier persona o funcionario a que presente alguna prueba o documento escrito en su contra.

Marte Martínez dijo que la comisión investigadora se detuvo “halando por la greña solamente” a su gestión.

NUEVE HORAS

El actual jefe de la Policía, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, compareció desde temprano en la mañana como testigo a la audiencia junto a más de seis ex jefes policiales y el ex jefe de la Fuerzas Armadas, José Miguel Soto Jiménez, quien ha tenido que asistir a los tribunales durante tres días consecutivos a prestar declaraciones, tanto por la demanda por difamación del senador de Duarte, Hernani Salazar Simó, contra el doctor Marino Vinicio Castillo, como por el relativo al usufructo de vehículos.

Entre los ex jefe policiales que acudieron están Rafael Guerrero Peralta, Arturo Rodríguez y Pedro de Jesús Candelier, quienes debieron permanecer todo el día en un salón contiguo a la sala de audiencias, sin que pudieran testificar, por lo que tendrán que regresar hoy.

De acuerdo al Código Procesal Penal los testigos no pueden estar en la sala de audiencias mientras se conoce el proceso, para evitar la contaminación de sus declaraciones.