Fisco RD pierde US$1,096 MM por manipulación de precios

Dibujo

La manipulación de los precios del comercio internacional en República Dominicana es de US$1,096 millones, lo que coloca al país en el número 11 en esta práctica de 24 países de América Latina.

Esos US$1,096 millones representan el 1.8% del Producto Interno Bruto (PIB). Estas pérdidas tributarias millonarias se dejan de invertir en financiar el desarrollo local, según datos de Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Estos datos se deben a salidas de capital originadas en la manipulación de precios del comercio internacional que se calculan en el valor de la subfacturación de las exportaciones y las importaciones.

De acuerdo al informe “Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2016”, de la CEPAL, la globalización financiera y la progresiva monopolización corporativa de la economía han permitido que las empresas multinacionales y transnacionales desplieguen sofisticadas estrategias con el fin de reducir su carga impositiva global.

Afirma que estas prácticas y estrategias no implican la existencia de evasión impositiva en tanto no violenten leyes o normas, sino que buscan espacios en la legislación fiscal vigente para reducir la obligación tributaria.

La CEPAL indica que un problema en República Dominicana y en la región es lo denominado flujos financieros ilícitos, que son movimientos, de un país a otro, de dinero que ha sido ganado, transferido o utilizado de manera ilegal. En general, estos fondos se originan en las actividades comerciales (falsificación de la facturación del comercio y precios de transferencia abusivos), en actividades delictivas y en la corrupción.

A nivel regional en la última década se verificó un notorio aumento de las salidas por manipulación de precios del comercio internacional que representó el 1.8% del PIB regional (US$765.000 millones en el período acumulado de 2004 a 2013). En 2013 las salidas ilícitas treparon hasta los US$101,600 millones y las pérdidas tributarias asociadas rondaron los US$31,000 millones (0.5% del PIB) como consecuencia de la manipulación de los precios del comercio exterior. Este resultado representa entre un 10% y un 15% de la recaudación efectiva del impuesto sobre la renta de las personas jurídicas.

Los flujos ilícitos se distribuyen de manera desigual entre los países latinoamericanos y caribeños, ya que suelen concentrarse en las mayores economías de la región.
La excepción es Costa Rica, que, pese a que produce poco menos del 1% del PIB regional, concentra casi el 8% del total de salidas ilícitas de América Latina y el Caribe y es el tercer país de la región con mayor volumen de estos flujos.

El primer puesto corresponde a México, con US$48,000 millones, y el segundo al Brasil, que en 2013 se acercó a los US$18,000 millones. Estas cifras suponen que ambos países generan alrededor del 48% y el 18%, respectivamente, del total de salidas por manipulación de los precios del comercio internacional no registradas de la región. A estos tres países les siguen Chile, la Argentina y Colombia, que concentran entre el 7% y 3% del total regional.

Cuando estos flujos financieros ilícitos se miden como proporción del PIB de cada país, varias economías centroamericanas destacan entre las de mayor magnitud. Sobresale Costa Rica, con un 15% del PIB, pero estas corrientes ilícitas también son significativas en El Salvador, Guatemala y Nicaragua, con valores cercanos o superiores al 2.5% del PIB. En Guyana y México, las salidas ilícitas de capital representaron el 5.3% y el 3.8% del PIB en 2013, respectivamente.

Hacia donde van estos recursos. La CEPAL revela que la gran mayoría de los flujos financieros ilícitos estimados surgen de transacciones con los Estados Unidos (un 38% de los flujos acumulados entre 2004 y 2013) y China (un 19% del total acumulado). En ese período de 10 años, los Estados Unidos recibieron cerca de US$ 292,000 millones en concepto de flujos financieros ilícitos provenientes de América Latina y el Caribe, en tanto que a la mayor economía emergente llegaron a US$147,000 millones.

Otros países que figuran entre los diez principales receptores de los flujos de manipulación de los precios del comercio internacional que salen desde la región son Japón, República de Corea, Alemania, Canadá, Italia y Francia. Sin embargo, no todos los flujos financieros ilícitos terminan fuera de la región, ya que tanto México como Brasil han recibido recursos considerables de sus vecinos.