FJT pide extender investigación sistema judicial a fiscales y TSA

P24

La Fundación Justicia y Transparencia (FJT) pidió ayer extender las investigaciones iniciadas por el Procurador general, Francisco Domínguez Brito, al propio Ministerio Público (Fiscales), y al Tribunal Superior Administrativo (TSA).

Señaló que en la administración de la justicia penal hay una co-responsabilidad de jueces y fiscales, por lo que es contraproducente hablar de corrupción judicial sin incluir a los fiscales.

“Ciertamente la justicia viene siendo objeto de denuncias y rumores reiterados sobre la ocurrencia de prevaricaciones judiciales, las cuales incluyen al Ministerio Público y a miembros de la Policía Nacional”, dijo el presidente de la Fundación, Trajano Potentini.

En cuanto al TSA, afirmó que es necesario su intervención, dado que “por su dejadez, inoperancia y mora judicial se ha convertido en un aliado de la corrupción política”.
Resaltó que en el TSA un simple amparo de acceso a la información pública dura entre 8 meses y un año en decidirse.

Juicio político. La viabilidad de cualquier cambio en la composición de las altas cortes en este momento, estaría supeditada a la realización de un juicio político a los jueces acusados de prevaricación, ya que el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) no tiene un carácter de permanencia funcional ni facultad para evaluar o ponderar las causas y circunstancias que han llevado al Poder Judicial a una sus peores crisis de credibilidad”, afirmó Potentitni.

En ese sentido, la entidad sugirió al procurador Domínguez Brito apoderar a la Cámara de Diputados de sus denuncias para que esta actúe como acusadora frente al Senado, y este decida en consecuencia.
Llama a cumbre. La FJT dijo que ante la “deteriorada y desacreditada justicia” se hace necesario relanzar el Poder Judicial, para lo cual propuso la realización de una gran cumbre entre la clase política, jurídica y social del país, para que juntos hagan un diagnóstico de la situación y propongan los correctivos de lugar.

“ Hoy más que nunca se requiere que tanto fiscales como jueces trabajen unidos y en armonía, como única garantía de una persecución eficiente contra la delincuencia en sus diversas manifestaciones”, puntualizó Potentini.