Florida, un territorio de color “rojo” en el mapa del calentamiento global     

Florida, un territorio de color “rojo” en el mapa del calentamiento global     

Miami. Más de 3,5 millones de personas corren el riesgo de perder sus viviendas en Florida por los huracanes y la subida del nivel del mar, un problema del presente, no del futuro, que afecta ya a sectores como el inmobiliario y el de seguros.

 En el mapa de Thais López Vogel, cofundadora de VoLo Foundation, una organización filantrópica de Florida que apoya investigaciones y proyectos sobre el cambio climático, Florida está pintada de “color rojo”, según dice en una entrevista con Efe.

 Ocho de las diez ciudades estadounidenses que, según las proyecciones de VoLo, se verán más gravemente afectadas por el calentamiento global en los próximos años son floridanas- St. Petersburg, Tampa, Bradenton, Jacksonville, Naples, Fort Myers, Miami y las de los cayos.

Thais López Vogel afirma que más de 3,5 millones de personas corren el riesgo de perder sus viviendas en Florida. (EFE)

 Son localidades costeras que enfrentan el grave riesgo de que un mar de leva, un huracán o la combinación de ambos se las “trague».

Lee más: Tiburones: ¿Por qué ayudan a controlar el cambio climático?

 “Siempre hablamos en futuro, del año 2100, pero creo que tenemos que hablar del momento actual, donde más de tres millones y medio de personas están por perder sus casas en Florida” a causa de grandes inundaciones provocadas por el aumento del nivel del mar, alerta.

 “Hay un libro que pone como ejemplo uno de los edificios más altos de Miami, donde, en 2050, va a llegar el agua hasta el décimo piso, es un ejemplo muy visual”, comenta.

Inundaciones sin lluvia, calor extremo y huracanes más potentes

En la actualidad, ya se dan las “inundaciones en días soleados”, que es cuando el de Marzo se introduce en las alcantarillas cuando ni siquiera está lloviendo, comenta esta abogada que en 2014 fundó VoLo junto a su marido, el científico David S. Vogel.

 Para 2050, apunta, “se estima que por encima de un millón de personas más, o sea, casi cinco millones, se vean afectadas” en Florida.

 El calentamiento global, además de elevar el nivel del mar, tiene incidencia en los huracanes, subraya.

 “Los huracanes se van a producir normalmente, el problema ahora es que como tenemos más emisiones de gases hacia la atmósfera no solo los huracanes se hacen más potentes, sino también el vapor se acumula en las nubes y esto provoca que haya más inundaciones”, explica López.

 En lo que va de 2022 se han presentado en la cuenca atlántica tres tormentas con nombre pero todavía ningún huracán, pero aun así la amenaza de una temporada intensa se mantiene, según la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) estadounidense.

Publicaciones Relacionadas