¿Qué significa el flujo vaginal para tu salud?

¿Qué significa el flujo vaginal para tu salud?

Flujo vaginal

 Bajo el marco del mes de sensibilización sobre el cáncer del cuello uterino, conocer tu cuerpo es la mejor manera de prevenir o atender un posible caso.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de cuello uterino ocupa el 4to lugar entre los cánceres más frecuente en las mujeres a nivel mundial, y se estima que en 2018 hubo más de 500, 000 casos nuevos.

En la República Dominicana, en el año 2019 ocurrieron 560 muertes por cáncer cérvico uterino, de acuerdo con datos del viceministerio de Salud Colectiva del Ministerio de Salud Pública.

El flujo vaginal puede ser uno de los síntomas que debe examinarse habitualmente para notificar un problema de salud. No todos los flujos vaginales significan algo, el flujo vaginal puede ser normal o anormal, dice la doctora Oluwatosin Goje especialista en ginecobstetricia de Cleveland Clinic. “Un factor clave puede indicar qué puede estar en juego: el color, el cual, puede ayudar al médico a determinar qué está pasando, si es un problema y cuál es la mejor manera de tratarlo, las posibles tonalidades son:

  • Transparente
  • Blanco o tonos blanquecinos
  • Rosado
  • Marrón rojizo
  • Verde amarillento
  • Gris

La doctora Oluwatosin Goje explica algunos de los posibles colores de tu flujo vaginal y lo que pueden estar tratando de decirte sobre tu salud:

245467476 398677735203832 1761449113285623638 n

1. Transparente o blanco

El flujo vaginal sano varía de transparente a blanco lechoso, con tantos tonos intermedios como los que puedes encontrar en una tienda de pinturas. Y es habitual que la textura y el color cambien a lo largo del ciclo menstrual. «Si el flujo está dentro de esta gama de colores, lo más importante es prestar atención a la textura y el olor, que pueden indicar problemas.», dice la especialista.

Ovulación

Justo antes de que el ovario libere un óvulo, el flujo puede ser transparente y húmedo o gomoso, como la clara de un huevo. «A mitad del ciclo, algunas personas saben que están ovulando porque ven una secreción fibrosa, parecida a la yema de huevo, que procede del cuello del útero», explica la dra. Goje

Infección por hongos

El flujo vaginal espeso, parecido al requesón, suele ser un signo revelador de una infección por hongos, que se produce cuando hay un desequilibrio en la levadura natural de la vagina. Este flujo suele ir acompañado de otros síntomas, como picor y ardor vaginal.

Gonorrea

El flujo blanco turbio puede ser un signo de gonorrea una infección de transmisión sexual – pero con la misma frecuencia, la gonorrea no presenta síntomas. «La gonorrea no tratada puede derivar en enfermedad inflamatoria pélvica.», advierte la Dra.

Lee más: Decodificando tu flujo vaginal: ¿Qué es?

2. Rosa

A menudo, el flujo rosa indica el comienzo de la menstruación y no hay de qué preocuparse. Sin embargo, puede indicar una hemorragia no relacionada con el periodo, como:

  • Hemorragia de implantación, que puede ser un síntoma precoz de embarazo.
  • Hemorragia relacionada con el DIU después de que te hayan colocado o retirado uno recientemente.
  • Irritación vaginal, por ejemplo, al mantener relaciones sexuales o utilizar juguetes sexuales.
  • También puede significar una hemorragia uterina anormal, que puede tener diversas causas.

3. Si el flujo vaginal es rojo o marrón

Un color rojo o marrón suele ser un signo de sangre en el flujo, e incluso puede llegar a ser casi negro, el cual, suele deberse al sangrado entre menstruaciones que no es necesariamente problemático.

Pero también puede tener causas subyacentes como:

  • Cervicitis (una infección cervical).
  • Cáncer de cuello de útero.
  • Pólipos cervicales.
  • Cáncer de endometrio.
  • Tricomoniasis.
  • Atrofia vaginal.

4. Si tu flujo vaginal es amarillo o verde

Esta es otra combinación de colores que suele significar una situación debajo del organismo. Esto es lo que puede estar ocurriendo si tienes flujo vaginal amarillento o verdoso:

Infección por hongos

La mayoría de la gente asocia las infecciones por hongos con un flujo blanco y grumoso, pero también pueden provocar un flujo cremoso de color blanquecino o amarillento.

Tricomoniasis

Hasta el 70% de las personas con esta infección de transmisión sexual no notan síntomas. Pero también puede provocar flujo vaginal verde, amarillo o gris. Puede tener una textura muy fina o ser espumoso y burbujeante.

Vaginitis inflamatoria descamativa (VID)

Esta afección aparece con mayor frecuencia en mujeres posmenopáusicas y en personas asignadas al sexo femenino al nacer, cuyos niveles de estrógenos han disminuido. Cuando la pared vaginal se adelgaza, la vagina se atrofia, lo que hace que se inflame y a veces duela. El flujo vaginal asociado a la DIV es de color amarillo a amarillo verdoso.

5. Si tu flujo vaginal es gris

El flujo vaginal gris significa que algo no va bien. Hay un culpable principal, pero no es la única explicación posible.

Vaginosis bacteriana (VB)

La vaginosis bacteriana es la causa más frecuente de flujo vaginal inusual, y se produce cuando las bacterias de la vagina se desequilibran. Esto provoca un desequilibrio y un aumento del flujo, que suele ser fino, de color blanco grisáceo y con olor a pescado. «El flujo y el olor son más notables después de mantener relaciones sexuales, o puedes notarlos antes y después del periodo», dice la especialista de Cleveland Clinic.

Una infección de transmisión sexual (ITS)

El flujo grisáceo también puede ser signo de una ITS, incluidas algunas de las que ya hemos comentado:

  • Gonorrea.
  • Tricomoniasis.
  • Clamidia.

Algunos flujos vaginales son sanos y normales, y algunos cambios en tu flujo vaginal también pueden ser sanos y normales, como a lo largo de tu ciclo menstrual. Pero si notas algún tipo de flujo que te inquieta, o que no es habitual en ti, pide cita con tu médico o ginecólogo. Si eres sexualmente activa, asegúrate de practicar sexo seguro y acude a tu ginecólogo/obstetra anualmente para tu visita de rutina. En estos casos se recomienda acudir al ginecólogo para que te haga una prueba y te dé el tratamiento adecuado, normalmente una pastilla o un régimen de pastillas para curar alguna enfermedad.

Publicaciones Relacionadas